El Mortirolo

sábado, 20 de enero de 2007

La solución en Adelaida

La general del Down Under se resolverá en su última jornada. El circuito final por las calles de Adelaida servirá para que los corredores preparen una batalla de la que los máximos candidatos para salir vencedores de ella son el hombre de Tasmania, Karl Menzies, y el suizo Martin Elmiger. La tercera etapa fue a parar a las manos de Baden Cooke. El aussie lograba así su primera victoria de la temporada. Cooke es un hombre que destacó en su época de Fdjeux, allí llegó a lograr un maillot verde como vencedor de la clasificación por puntos en el Tour de Francia. Parecía que se convertiría en uno de los mejores sprinters del mundo. Además, su rendimiento en las clásicas también era más satisfactorio. Roubaix o Flandes eran cotos en los que el fornido australiano podría lograr grandes cotas para su país. Sin embargo, los años han ido pasando y lejos de mejorar, Baden se ha estancado e incluso se podría decir que su rendimiento ha bajado un tanto. Ya no es el sprinter todo potencia que luchaba por victorias frente a Boonen o Petacchi y en las Clásicas sigue sin dar el paso definitivo para dejar de estar entre los que pierden contacto en los últimos kilómetros y convertirse candidato a la victoria. Veremos si este año, su segundo en Unibet.com, Baden Cooke logra mejorar ostensiblemente.

La cuarta etapa, que acaba de finalizar en Willunga, ha sido, tal y como era de esperar, la más dura de la carrera. Se ha formado una fuga de 13 pero esta vez el pelotón no ha permitido a nadie llegar con ventaja a meta. A poco de la llegada, había que ascender Willunga Hill, la subida más dura de la carrera. En ella habría que comprobar qué favoritos pasaban delante y cuáles se despedían de la victoria final. Menzies, Elmiger, Bak... todos conseguían posicionarse en el grupo de 24 que coronaba Willunga Hill. De ahí a meta había dos luchas: la victoria de etapa y la de la general. La primera fue para Pieter Ghyllebert, belga del Chocolades Jacques que ya fue segundo en la segunda etapa tras su compañero de equipo Steven Caethoven. El belga se imponía en el sprint final al uzbeko Lagutin - ex campeón del mundo sub 23- y a... Martin Elmiger. El suizo lograba dos segundos de bonificación que le aupaban hasta el primer puesto en la general. De cara a la quinta y última etapa, la diferencia entre Elmiger y Menzies es de tan sólo un segundo.
Así pues, bonita batalla la que espera en Adelaida. Un sólo segundo de diferencia hará que la lucha por las bonificaciones sea el gran interés de la etapa. A priori, Elmiger es más rápido pero tenemos el antecedente de la primera etapa, en la que el australiano doblegó al suizo. Lo que está claro es que Ag2r y UniSA, los equipos de ambos, serán claves para que sus líderes consigan finalmente el triunfo. Ag2r defiende título, ya que el vigente vencedor es Simon Gerrans, ciclista del equipo galo. Todo a una carta en Adelaida.