El Mortirolo

miércoles, 10 de enero de 2007

Valverde sigue deshojando

El caso Valverde parece que se alargará al menos un par de días más. Cuando saltó la noticia el pasado domingo, los representantes aseguraban que el futuro de Valverde quedaría aclarado lo más tardar miércoles o jueves de esta semana. Entonces las cosas estaban mucho más claras que ahora. La oferta de T-Mobile era escalofriante - lo sigue siendo- y parecía casi imposible que Caisse D´Epárgne se atreviera a tantear el ofertón de los germanos. Así pues, dar largas a Eusebio y Echavarri era sólo cuestión de tiempo. El que necesitarán los navarros para claudicar ante el poderío económico de los alemanes.

Sin embargo, los capos de Caisse D´Epárgne son los perros viejos más sabios del lugar y sus tablas en estas lides son incomparables a las de cualquier otro director español. Sólo el gran Manolo se les acercaba en cuanto a empaque para tratar asuntos de esta magnitud. Eusebio y Echavarri pidieron tiempo a Valverde para poder hablar con los dos patrocinadores del equipo y presentarles la situación con pelos y señales. Se necesita mucha pasta... y en ello están. A principios de semana Unzué realizó un viaje relámpago a la ciudad del Segura. Los medios apenas si la olieron. Sólo cuando Eusebio estaba a punto de abandonar tierras murcianas algunos pocos medios se hacían eco de que Unzue se encontraba con los representantes de Valverde pidiéndoles tiempo para conseguir el dinero. El sigilo con el que el navarro realizó el viaje hizo que no se levantara gran revuelo.

Cuando todo el mundo comenzaba a asegurar que Valverde vestiría como la Pantera Rosa el año próximo apareció una información en ABC que relacionaba a Valverde con Eufemiano. Una información que se conocía desde hace meses. Valverde había aparecido en los papeles de Eufemiano pero fue exculpado por todas las instancias. Estaba claro que alguien comenzaba a malmeter para intentar retener al murciano en el equipo español.
Mientras tanto, Eusebio y Echavarri buscaban - y siguen buscando- conseguir lo que pocos imaginaban en un principio: conseguir el dinero para retener a la estrella. Está claro que nunca van a llegar a los números de los alemanes pero sí que van a tratar de aproximarse lo máximo posible y al mismo tiempo hacer ver al corredor que la oferta en lo deportivo es mejor para un ciclista poco acostumbrado a todo lo que no es español, que cuenta con un gran equipo a su alrededor y que tiene a tres paisanos en el equipo. T-Mobile ofrece a Valverde contar con corredores de su confianza... en 2008. Este año la plantilla ya cuenta con 29 corredores, por lo que sólo queda una ficha libre. Rogers, Sinkewitz o Gerdemann son corredores muy jóvenes y que por el momento no han demostrado ser grandes gregarios. Mientras que Gonchar o Guerini - que si lo han hecho- tienen muchos años para ser una baza segura.
Los alemanes ofrecen mucho dinero pero está claro que un bloque inferior para las rondas de tres semanas. La cláusula a pagar por Aldag y cía sería de dos millones de euros. Una cantidad que ha bailado dependiendo del medio pero que se ha confirmado en esa cantidad. Ahora bien, existe otra opción. Valverde acaba contrato esta temporada y hay conjuntos que no están dispuestos a pagar la cláusula pero que sí pagarían a Valverde un sueldo similar al de T-Mobile a partir de 2008. Quick Step parece ser uno de esos conjuntos.

El futuro de Valverde lejos de aclararse se sigue enredando pero parece que no será mucho más lejos de esta semana cuando se sepa el nombre de su futuro equipo.