El Mortirolo

miércoles, 11 de abril de 2007

Burghardt deja de apuntar

El semanario Meta2Mil acostumbra a regalarnos artículos de gran calidad, tanto literaria como ciclista. Uno de los últimos que más me gustó fue el dedicado a los jóvenes corredores alemanes. Juan Ramón Cendrero, conocido por los incondicionales a los foros ciclistas en Internet, ha dado aún más empaque a la revista, ya que con sus reportajes se llega a conocer en profunidad a muchos de los protagonistas del pelotón internacional.

Pues bien, en dicho reportaje, Cendrero comentaba que Marcus Burghardt es, junto a Heinrich Haussler, el ciclista alemán llamado a dar presencia a su país en las grandes clásicas en las próximas temporadas. El de T-Mobile no ha tardado mucho tiempo en dar la razón a Kapanassian. En la Gante - Wevelgem, Burghardt ha dado un auténtico recital, apoyado perfectamente por su compañero de equipo Roger Hammond.

La andadura de este joven de Zschopau en profesionales comenzó hace poco más de dos años. En sus primeras carreras ya dio muestras de un gran desparpajos, filtrándose en fugas y dando la cara en un equipo en el que los movimientos de sus corredores son seguidos con lupa. Ese año debutó en una grande y, a pesar de que ésta no parece ser su guerra, no lo hizo nada mal. Fue en la Vuelta a España, donde no sólo consiguió finalizar sino que, además, consiguió filtrarse en la escapada buena camino de Covadonga y finalizar decimoquinto en la subida a Los Lagos. Además, consiguió finalizar cuarto en A Través de Flandes y vigésimo en Gante, probablemente sus dos pruebas talismanes hasta el momento.

El año pasado, ya eran muchos los que comenzaban a ver en él un futuro crack en carreras de un día. En su equipo le centraron en la temporada de Clásicas y, por ello, comenzó el año disputando muchas carreras: Andalucía, Milán San - Remo o París - Niza fueron el calentamiento de Burghardt en busca de su gran objetivo: conocer las grandes clásicas belgas. El alemán fue cuadragésimotercero en Flandes, decimonoveno en Gante y vigesimosegundo en Roubaix. Sin duda, no está nada mal para un chaval que contaba entonces 22 años. Su mejor resultado fue en A Través de Flandes, donde fue séptimo, llegando entre los fugados del día, aunque mostrando su falta de fondo en los metros finales.

Sin embargo, un año después, Burghardt ha mejorado este defecto y, aún cuando continuará progresando con el paso de los años, el alemán ya está en disposición de luchar por las grandes citas del mes de abril. Su preparación en este 2007 ha sido la perfecta para llegar en buenas condiciones a esta semana: decimosexto en Het Volk, séptimo en Kuurne y tercero en Harelbeke. En Flandes se esperaba mucho de él, no en vano partía con los galones de líder de su equipo, sólo con 23 años,. Además, contó con la ayuda de todo un Andreas Klier en los muros de De Ronde. Finalizó decimotercero pero, aunque es un buen resultado, muchos esperábamos algo más de él. Sólo unos pocos días después ha demostrado que apostar por él no es equivocarse. Burghardt ha atacado junto a Ventoso y Freire, ha cazado a su compañero Roger Hammond y ha batido a los dos españoles, aprovechando la superioridad numérica de su equipo y las dudas de Óscar Freire. Menuda manera de estrenar palmarés ha tenido Burghardt.

No quiero cerrar el tema sin hablar de Pais Vasco. Estamos viviendo una ronda muy bonita, con fugas llegando a meta y dificultad para controlar en el equipo del líder. Los viejos rockeros nunca mueren y Triki Beltrán - destapando la caja de las galletas- y Ángel Vicioso - marcándose un etapón camino de Vitoria- se han hecho con el triunfo de etapa en los dos últimos días. Vicioso, además, es líder y cuenta con dos minutos sobre los grandes favoritos; los Saunier Duval, que hoy han cometido un fallo táctico al filtrar a Camaño en la fuga y dejar a sus tres líderes por detrás, donde ni De la Fuente ni Mayo podían hacer el trabajo. En fin, que está muy bonita la carrera. Veremos si mañana la lían los amarillos camino de Lekunberri.