El Mortirolo

viernes, 20 de abril de 2007

La enésima tontería del ciclismo

Le cyclisme ne peut pas se permettre de laisser partir sur le Tour
les coureurs cités dans l'affaire si la suspicion n'est pas levée
Christian Pruddhomme, Director del Tour de Francia


La entrevista publicada por el diario L´Equipe, en la que el director de la Grande Bouclé se ha atrevido a decir estas palabras, no hace más que confirmar la locura que vive el ciclismo hoy día. El único deporte del mundo en que se hace caso omiso a la presunción de inocencia, el único espectáculo en que las órdenes judiciales no tienen valor alguno, el único show en que los actores son culpables antes de comenzar su actuación.

El francés ha cedido a las presiones de determinados grupos deportivos y, por supuesto, de la mismísima UCI. Cuando se celebró la reunión entre organizadores y UCI a principio de temporada, nos preguntábamos el motivo de que los suizos hubieran cedido tan fácilmente ante las exigencias de ASO. Unibet, a pesar de su licencia Pro Tour, no participaría en muchas de las consideradas pruebas de primer nivel pero el máximo organismo se rendía ante el poder de las Grandes Vueltas, sobre todo el Tour.

Finalmente, les ha tocado a todos ceder ante las presiones externas de los demás grupos. La entrevista de Pruddhomme se puede resumir en una sóla palabra: Hipocresía. ASO ha invitado a alguna de sus carreras a equipos con corredores con pasado oscuro, incluso Tinkoff estará en la salida de la Lieja el próximo fin de semana. Entonces, ¿por qué en el Tour no puede haber implicados en la Operación Puerto y sí en el resto de carreras? Pero es que aún me parece más grave que se impida competir a corredores sin sanción alguna, exculpados por un tribunal y absueltos de toda culpa.

Que sí, que el dóping existe, que es muy malo... pero ¿alguien se ha parado a pensar cómo funcionan los sistemas democráticos?, ¿alguien sabe que no se puede inculpar a nadie hasta que se demuestren sus actos? La presunción de inocencia al carajo. Me parece tercermundista que tengamos que seguir aguantando que los corredores sean los que tengan que probar su inocencia. Señores, si tan claro tienen que se han dopado, que prueben su culpabilidad, que les sancionen con dos años y caso cerrado. Sin embargo, esto es lo que no se puede hacer; dejar corredores en casa sin sanción alguna, volver a vivir el esperpento del año pasado.

Espero que por una vez, los corredores se subleven y no permitan esta cacicada. Basso, los equipos italianos, españoles y belgas tienen mucho que decir. En su mano está.