El Mortirolo

jueves, 19 de abril de 2007

Una semana valle

A pesar de que las competiciones no cesan y que continúa habiendo carreras profesionales en diversos países, nos encontramos en una especie de semana valle, continuación de la gran semana flamenca y antesala de las Árdenas. Los grandes guardan vigilia esperando una de las partes más importantes en su temporada. Amstel, Flecha Valona y Lieja son Clásicas que, aún siendo pruebas de un día, se adaptan a la perfección a las cualidades de muchos de los mejores vueltómanos. Valverde, Cúnego, Di Luca - al de Spoltore se le conoce por ser clasicómano pero teniendo en cuenta su Giro 2005 le incluyo aquí- o Franck Schleck - Alpe D´Huez 2006- están ante el primer gran reto del año.

Pero, como suele ser habitual, incluso en semanas valle como esta, el ciclismo sigue siendo gran protagonista. Bélgica, Estados Unidos y Francia ponen las carreras de esta semana, hasta podríamos incluir España si contásemos el Cinturón de Mallorca. En Bélgica, en el Gran Premio Escalda, el vencedor fue el jovencísimo Mark Cavendish, una de las apuetas de Stapleton a principios de año para el nuevo T-Mobile. El británico es uno de los muchos sprinters que componen la escuadra germana. Desde el austriaco Bernhard Eisel, hasta la joven promesa Gerald Ciolek, pasando por Greg Henderson, André Greipel o el propio Cavendish. Sin duda, es una buena manera de asegurar victorias.

En Francia, se disputó la segunda prueba de uno de los, a mi juicio, mayores aciertos de la UCI en los últimos años. Una competición formada por distintas pruebas en las que sólo participan corredores sub 23, formando parte de sus respectivas selecciones nacionales. La novedosa ídea comenzó hace un par de semanas en Portugal y tuvo su continuación en La Cote de Picardie. El vencedor fue Simon Spilak, un esloveno que compite con los colores del conjunto continetal Adria Mobil. Spilak es considerado como un sprinter, aunque en el día de ayer se impuso en solitario a un grupo de cinco encabezado por el sorprendente coreano Joo Hyung. Beñat Intxausti completó una gran carrera, clasificándose quinto. El vasco, ciclista del Grupo Nicolás Mateos, vestirá de amarillo Saunier el año próximo.

Precisamente, protagonismo total el que están teniendo los Saunier Duval en este mes. Tras las buenas actuaciones de Cobo, Ventoso o Del Nero, toca el turno ahora al veterano David Cañada. El aragonés es el único representante español en el norteamericano Tour de Georgia pero, una vez transcurridas tres etapas, es el líder de la prueba. El vencedor de esta tercera etapa ha sido el belga Gianni Meersman, a quien muchos ven como una de las grandes promesas del ciclismo belga. El de Discovery Channel fue el primero en meta del grupo de trece que, a partir de ahora, se jugará la general. Atención, porque el pelotón hizo su entrada a casi media hora. Además, de Cañada, los otros favoritos para imponerse en esta prueba, con buena participación pero un punto por debajo de California, son Janez Brajkovic y Cristian Vandevelde. La ascensión al pico más alto de Georgia decidirá la prueba.