El Mortirolo

jueves, 31 de mayo de 2007

Invitaciones para el Tour

Esta vez no puedo decir aquello de que "ASO nunca dejará de sorprendernos"La Societé Tour de France ha repartido sus invitaciones para la mejor carrera por etapas del mundo y, a los 18 equipos con pasaporte asegurado, se han sumado tres. El número previsto y, además, los previstos. A muchos les podrá parecer una sorpresa la invitación de Barloworld pero desde hace un par de meses el semanario Meta2Mil ya venía avisando de que los británicos tenían muchas papeletas para ser finalmente agraciados con un pasaporte para la ronda gala.

Agritubel y Astaná completan las 21 formaciones que estarán presentes el 7 de Julio en Londres, capital de la Gran Bretaña, para tomar parte en el Tour de Francia. No voy a comentar nada acerca de estas dos invitaciones, ya que ni siquiera podemos decir que fuera un secreto a voces. Desde hace meses todos dan por hecho que Astaná participaría en todas las carreras Pro Tour que quisiera, a pesar de que para las GT no ostenta tal rango, y la invitación de Agritubel es obligatoria habida cuenta de la nacionalidad del equipo. Eso sí, es probable que el 80% de los españoles del conjunto galo participen en el Tour y eso en números enteros significa que cinco de los nuestros tienen muchas opciones de formar parte del nueve del equipo de Dennis Leproux.

Tampoco sorprende ya a nadie que Unibet.com quede fuera del Tour. Los de la casa de apuestas sueca tienen que estar que se tiran de los pelos. Es más, seguro que ya se han arrepentido de toda la pasta invetida en una conjunto Pro Tour que tiene peor calendario que muchos de los profesionales. Con lo que cuesta confeccionar una plantilla de 25 tíos para que después los organizadores decidan que ni Giro, ni Tour... ni Vuelta, porque no se engañen, Unipublic no cuenta con los suecos. Tampoco hagan caso a aquellos que cacarean que tal o cual corredor son los mayores perjudicados de la lucha abierta entre organizadores y la UCI. El verdadero perdedor de esta batalla es el mánager de Unibet.com. Él ha pagado religiosamente la entrada estipulada para la mejor fiesta del ciclismo mundial. Ha seguido todas las normas que le imponiá el que se suponía máximo responsable de esta fiesta... pero en estas llegó el dueño de la casa y por cojonera decidió que esos suecos no entran a su casa porque no les gusta el peinado que gastan. Yo quiero entrar a tu garito con zapatillas... En fin, espero el comunicado de prensa de Unibet.com pero dudo mucho que eso les vaya a servir de algo. Su único salvavidas es la justicia ordinaria que podría exigir que le indemnizaran por lo acontecido.

Mantengo que ASO debería de haber invitado a los suecos pero eso no significa que no me alegre de la wild card otorgada a Barloworld. Es que una cosa no quita a la otra. Había espacio de sobra para los dos conjuntos. El problema es que el Tour prefiere salir con un equipo menos antes de darle la razón a la UCI. Es más, si Unibet.com no fuera de categoría Pro Tour es bastante probable que hubiera contado con más opciones de participar en el Tour de las que ha tenido con su flamante condición de Top League.

Pero ¿qué tiene Barloworld? Pues muy buen equipo y un nueve capaz de brillar en las jornadas más duras del Tour de Francia. Los sudafricanos, aunque con licencia británica un dato que no deberíamos pasar por alto, pueden ser los animadores de la prueba del mismo modo que Kelme lo fue muchos años o que Tinkoff lo ha sido en este Giro. En montaña contarán con dos hombres veteranos pero muy sólidos. Uno es el colombiano Félix Cárdenas, que ya sabe lo que es vencer en una etapa del Tour de Francia, aunque fuera en una escapada bidón en un día sin montaña, y el otro el vasco Peio Arreitunandía, que debutará en la Grande Bouclé pasada la treintena. Los dos son escaladores capaces de dejarse ver en la cumbres más duras y de luchar por un triunfo parcial que sería todo un éxito para el conjunto dirigido por Claudio Corti, que fuera mánager de Saeco durante muchos años. Junto a elllos podría estar el jovencísimo John Lee Augustyn, una de las revelaciones de esta temporada y que podría debutar en el Tour con sólo 20 años. Para los sprints contarán con dos hombres veteranos como lo son Robert Hunter y Fabrizio Guidi. Será difícil pero podrían cazar alguna etapa. Además, el equipo lo completarán corredores de muy buen nivel como los prometedores Alexandre Efimkin y Konstantiv Sivtsov y los ya formados Hugo Sabido, Giampaolo Cheula o Ryan Cox. Un nueve que, a buen seguro, no será de los peores del próximo Tour de Francia.

miércoles, 30 de mayo de 2007

Territorio amarillo

Es curioso lo de los corredores de la Saunier Duval en este Giro. Cada vez que la alta montaña ha aparecido en la carrera italiana, el conjunto dirigido en Italia por Pietro Algeri - Matxín se ha sumado a la fiesta esta última semana- ha dado una auténtica exhibición. Primero fue Leonardo Piépoli, quien se apuntó el triunfo en Nuestra Señora Della Guardia, después Ricco en Tres Cimas de Lavaredo y por último Gilberto Simoni en el Zoncolán. Las tres llegadas más duras de este Giro tienen en común que sus vencedores son corredores italianos de la Saunier Duval y que, además, Piepoli podría haber logrado los tres triunfos de no ser porque Ricco y Simoni eran compañeros suyos. Y digo que es curioso porque, aunque Simoni es tercero en estos momentos, podría darse el caso de que los tres se quedará fuera del podio de Milán... y eso que no ha habido hasta el momento ninguna crono llana. Ricco y Piepoli han fallado en determinados momentos - Leo debido al gran trabajo que ha debido realizar en favor de su líder- y Simoni aún paga la pérdida en la Crono por Equipos del primer día. Otra crono, la del sábado en Bardolino, podría hacer que los Saunier Duval no pisaran el podio de Milán pero eso sí, estas tres etapas no se las quita nadie. Y el espectáculo que han dado tampoco.

El Zoncolán estrenaba cara en la jornada. Anteriormente sólo se había ascendido en otra ocasión. Fue en 2003 y entonces el vencedor fue Gilberto Simoni, el mismo hombre que cuatro años después ha vuelto a repetir triunfo en la cima del Friuli. Como es costumbre se formó una fuga y, para variar, Paolo Bettini y Fortunato Baliani formaban parte de ella. De nuevo, no hubo suerte para los dos aventureros de este Giro, aunque a punto estuvieron dos compañeros de escapada - Dario Cioni y Massimo Codol- de dar el campanazo en lo alto del Zoncolán.

Saunier no ha querido esperar para romper el grupo de favoritos. En las primeras rampas del Zoncolán los amarillos han decidido probar fortuna y Gilberto Simoni ha conseguido distanciar al resto de capos. Desde el inicio se ha colocado al frente y ha marcado un ritmo que poco a poco ha ido descolgando unidades de ese grupo. Gibo ha decidido dar una marcha más a su rtimo y tan sólo Andy Schleck parecía resistir la nueva velocidad. A su ritmo también Leonardo Piepoli conseguía contactar con el dúo de cabeza. Leo ha cogido aire tras el luxemburgués y su compañero y en cuanto ha estado presto ha marcado el ritmo hasta la línea de meta. En el último kilómetro la pareja de italianos ha descolgado al joven de CSC y han repartido el botín del modo más lógico. Simoni completaba el cuadro de vencedores en Saunier Duval después de los triunfos del propio Piepoli y Ricco.

Por detrás, parecía que Di Luca perdería bastante tiempo arriba pero el de Spoltore ha vuelto a mostrar que es un corredor muy experto y que sabe tirar de calculadora en carrera. No ha querido cebarse con el ritmo de los escaladores natos y ha dejado marchar a los primeros cuando le sacaban de punto. Parecía entonces que el de la Liquigas podría perder arriba más de un minuto pero, finalmente, sólo han sido treinta segundos la renta perdida en un coloso como el Zoncolán. El resultado para Di Luca no puede ser más positivo. Salvo hecatombe el viernes, en una jornada de media montaña, el Killer se apuntará su primera grande tras una ronda en la que ha demostrado no sólo ser el más regular sino el más listo.

La prestación de Andy Schleck en este Giro está siendo tan destacable que necesitaría de un post entero para él solo para poder hablar de su gran carrera. Otro de los destacados, aunque por lo negativo, ha sido Damiano Cunego. El de Lampre no ha podido seguir a los primeros en ninguna de las duras jornadas en las que se preveía que él fuera el protagonista. Un duro golpe para el veronés que vé como sus opciones de podio se reducen a sacar un minuto a Simoni en la crono del sábado.

lunes, 28 de mayo de 2007

La victoria del Cobra

Ya venía avisando de que la etapa de Tres Cimas de Lavaredo supondría jornada de ciclismo del bueno. Todos los que disponen de papel protagonista en el guión de esta carrera jugaron sus bazas en el día de ayer. Paradójicamente se da el caso de que casi todos las jugaron bien. Quizá el peor parada de entre todos los primeras espadas haya sido Damiano Cunego, quien se está convirtiendo en mi particular decepción en esta carrera. Al de Cerro Veronese le está faltando ese punto que se le presuponía en montaña y con el que debía poner tierra de por medio respecto al resto de favoritos. Sin embargo, el jefe de filas de Lampre no está siendo capaz de distanciar un sólo metro a los demás capos. Es más, Di Luca está mostrando día tras día que tiene más dinamita en sus piernas que el rubio veronés.

Pero ya será momento de analizar las prestaciones de los Di Luca, Simoni y compañía. Ayer fue el día del Cobra, apodo por el que conocen en Italia a Riccardo Ricco. Este jovenzuelo, nacido en Sassuolo, generación del 83, logró ayer su primera victoria de etapa en el Giro de Italia y nada menos que en la meta de Tres Cimas de Lavaredo, sustituyendo en el palmarés al más mítico de todos los escarabajos, el aguerrido Lucho Herrera. Hasta el mismísimo Eddy Merckx felicitó a Ricco por su triunfo en la jornada de ayer.

El corredor italiano pasó a profesionales la pasada campaña y, ya entonces, dió muestras de su excelente calidad a lo largo de toda la temporada. No debutó en el Giro, aún cuando atravesaba un momento de forma muy dulce, lo que conllevó una polémica sobre si Simoni había influído en la no presencia de su compañero de equipo. Gibo quiere zanjar aquel debate con la cara de felicidad que mostraba ayer en Lavaredo tras el triunfo de su compañero, al que parece acoger bajo su tutela, todo lo contrario que ocurrió con Damiano Cunego. Tras la decepción del Giro, Riccardo acudió al Tour pero su condición física no era la idónea para enfrentarse a la Grande Bouclé, por lo que pasó por Francia sin pena ni gloria. A final de año se hizo Grande en Japón, con su victoria en la Japan Cup, emulando el éxito de los Alphaville de mediados de los ochenta. Aunque de menos importancia, Ricco también consiguió a final de temporada el Premio al Mejor Néoprofesional, concedido por este blog.

Pero, sin duda, 2007 ha supuesto el primer salto de calidad de Riccardo Ricco. Sus dos etapas en la Tirreno Adriático, mostrando una superioridad exultante sobre sus rivales en ambas jornadas, supusieron el primer aviso de lo que podía hacer el de Saunier Duval esta campaña. Las puertas del Giro ya estaban abiertas para él pero lo que no sabía es que llegaría a la salida de la corsa rosa como "tapado con opciones" en el seno de su equipo. Ricco aguantó muy bien durante la primera semana, aunque posteriormente se le atragantaron los finales en Briançon y, sobre todo, Oropa. Sin embargo, con la cabalgada del día de ayer El Cobra vuelve a entrar en el juego por la general de este Giro de Italia, cuando sólo restan dos jornadas clave: la crono del penúltimo día y el terrible Zoncolán, capaz por si solo de dar un vuelco total a la clasificación.

Adentrándonos en el desarrollo de la etapa de ayer, lo primero es felicitar al conjunto Saunier Duval, no sólo por el doblete en meta, sino que también por la valentía mostrada durante todo este Giro. Muchos ya avisaban de que Ricco y Piépoli la iban a armar camino de las Tres Cimas. En la etapa de Bérgamo se habían tomado el día de descanso y no se habían involucrado apenas en carrera, síntoma inequívoco de que estaban preparando su ofensiva. Y ésta vino. De nuevo con un grupo de fugados en el que, otra vez, marchaban Fortunato Baliani y Paolo Bettini, dos que se están mereciendo ya un triunfo de etapa y que, a buen seguro, lo buscarán en las jornadas que aún restan. Junto a los dos italianos de Saunier Duval se filtraron en la fuga los dos latinos más marchosos en la montaña de este Giro. A los dos les está faltando un punto extra para poder reeditar antiguas victorias en la corsa rosa pero, por lo menos, están poniendo de su parte todo lo posible para alzar los brazos. Me refiero, como no, a Iván Ramiro Parra y a Julio Alberto Pérez Cuapio, quienes ayer tuvieron tiempo de divertirse aún cuando la dureza de las rampas no invitaba a bromas.


Passo Giau rompió la carrera, este puerto debería ser atravesado en más ocasiones, pero de nuevo un descenso estuvo a punto de marcar el desenlace de este Giro de Italia. Y cuando hablamos de descenso y de ataques lo más lógico es que Paolo Savoldelli tenga algo que ver. Il Falco coronó Giau con casi un minuto perdido respecto al grupo de Danilo Di Luca pero en sólo seis kilómetros fue capaz de darles caza y atacarles, llevando consigo a su nuevo jefe de filas, Eddy Mazzoleni. Ya lo comenté ayer pero no me canso de alabar el papel de gregario que ha asumido Savoldelli a las mil maravillas. Savo no pudo aguantar el ritmo de su compañero en Tre Croci pero su trabajo ya estaba hecho. Por detrás, nadie se entendía, Di Luca marchaba solo y los Lampre habían perdido a todos sus gregarios por el camino. La distancia respecto a Mazzoleni no paraba de incrementarse e incluso el italiano de Astaná llegó a ser maglia rosa virtual al comienzo de la ascensión a Lavaredo. ¿Estaba perdiendo el Giro Di Luca.

En las primeras rampas de las Tres Cimas comprobamos que el de Spoltore es el más fuerte de este Giro y que, aún con un equipo que no le está respondiendo del todo bien, es el máximo favorito para adjudicarse este Giro. Lo probó Cunego, pero como ya he comentado sus piernas no tienen la chispa de otros años. Tras él saltó Di Luca y ese ataque sí que hizo daño. El de la Liquigas puso la directa y en apenas cinco kilómetros bajo los más de tres minutos con los que contaba Mazzoleni hasta poco más de un minuto. La general estaba salvada un día más y ya sólo queda el envite del Zoncolán. Eso sí, no lo tendrá nada fácil Di Luca, ya que tendrá que vigilar hasta cinco ruedas en la última etapa de auténtica dureza en este Giro: Eddy Mazzoleni, Andi Schleck, Gilberto Simoni, Damiano Cunego y Riccardo Ricco, quien tras su victoria se vuelve a meter en la pomada. El Killer no podrá responder a todos los ataque por lo que tendrá que seleccionar a cuáles salir y cuando hacerlo. Sin duda, nos resta un Giro más que apasionante, en el que hasta seis corredores pueden alzarse con la maglia rosa.

domingo, 27 de mayo de 2007

Giro en mayúsculas

En estados carenciales de credibilidad, orgullo y confianza, etapas como la de ayer en el Giro de Italia son suficientes para revivir la pasión por este tullido deporte. No importa desde donde caigan los golpes. Da igual que la plana mayor del ciclismo de la última década cante por bulerías lo que muchos conocen desde hace un par de lustros. La pasión por el ciclismo renace a cada golpe de pedal, a cada ataque furibundo, a cada relevo furtivo entre compañeros del destino.

Gilberto Simoni es un tipo atípico en esto de dar pedales. Los ciclistas de hoy en día suelen ser personas reservadas, muy poco propicias a soltar su lengua del modo en que los corredores de antaño solían hacerlo. Sin embargo, Simoni es distinto. Si él piensa algo lo dice. No importa quien se lleve por delante y que éste sea compañero, rival o hermano. Además, si se encuentra en el Giro de Italia, su gran carrera, la licencia del trentino para expresar todo lo que pasa por su cabeza se acrecenta aún más. Es su mes del año, el momento en el que florece todo su esplendor y destapa el tarro de las esencias del ciclismo de ataque, el ciclismo que suele caer en el olvido en la mayoría de pruebas. Tanto Matxín como Gianetti, sus jefes en Saunier Duval, conocen el carácter de su pupilo pero como se suele decir "yo soy así, o me tomas o me dejas" y la dupla del conjunto amarillo decidió tomar a Gibo desde el mismo instante en que este firmó el contrato con la escuadra cántabra. No importa que durante el resto del año sus apariciones no destaquen del mismo modo que en su mes mágico. Simoni fue fichado para vencer en una grande y, aunque de momento no lo ha conseguido, no se puede decir que el italiano no haya puesto todo de su parte. El año pasado se alzó con el tercer puesto en el podio de Milán, siendo el único ciclista capaz de atacar al Imperial Basso de 2006.

Ayer, camino de Bérgamo, Simoni volvió a ofrecernos otro de esos recitales con los que suele alegrarnos mayo a los aficionados al ciclismo. ¡Qué más da que San Marco se encontrase a muchos kilómetros de meta! El Giro es una gran carrera, merece un respeto por parte de sus corredores y Gibo lo sabe. En el ciclismo, como en la vida, se puede perder pero siempre hay que intentarlo hasta allí donde cada uno puede dar lo máximo de sí. Simoni no tiene límites cuando del Giro se trata. Bien es cierto que la fuga de ayer no la inició él pero también conviene destacar que el vencedor de dos Giros fue el corazón de la escapada, quien impidió que el remoloneo cundiese en algún momento. No en su carrera. Como ya he comentado Gibo no iba sólo, a su lado grandísimos corredores trataban de que los escapados consiguieran la máxima ventaja posible respecto al grupo de la maglia rosa. Paolo Savoldelli - dos Giros de Italia-, Stefano Garzelli - un Giro-, Paolo Bettini - Campeón del Mundo-, Iván Parra - el gran animador en montaña en esta edición y en 2005-, Fortunato Baliani - Un malagueta a la italiana y mucho mejor en montaña-, y Eddy Mazzoleni - el tapado de este Giro- llegaron con ventaja a Bérgamo respecto al resto de favoritos, básicamente Di Luca y Cunego.

Sin embargo, la lucha comenzó mucho antes. Exáctamente en el descenso del Colle di San Marco. Paolo Savoldelli, quien sin duda es el mejor bajador del ciclismo actual, se llevaba consigo a su compañero Eddy Mazzoleni y a Stefano Garzelli. Destacable la actuación del Falco que, después de perder todas sus opciones en la general debido a la pista deslizante de Pinerolo, ha sabido reconvertirse en un gregario sin fisuras en favor de su nuevo líder. A Paolo no se le han caído los anillos por apoyar a aquél que acudía a esta carrera con la intención de ayudarle a él. Cambio de papeles muy bien llevado por los dos italianos de Astaná. No todos los capos hubieran sabido encajar el golpe y la mayoría se habría desentendido de la carrera. Por ello, un diez para Savoldelli.

Tras este primer terceto aparecía un segundo capitaneado esta vez por los corredores de Acqua Sapone Stefano Garzelli y Massimo Codol. El líder de los jaboneros es otro de los corredores que pone especial atención en esta carrera y que dá lo mejor de sí cada vez que se enfrenta a las carreteras de la corsa rosa. Junto al dúo de Masciarelli aparecía Gilberto Simoni. Mientras tanto, por atrás los Lampre, con tres hombres clasificados entre los cinco primeros de la general, y Liquigas veían como se marchaba el tren. Probabilidad de hundimiento. Por delante marchaban seis buenos ciclistas que se fusionarían al final de la bajada y, además, los restos de la fuga del día con gente dispuesta a trabajar en Dossena, caso de Ibán Mayo. No pintaban nada bien las cosas para Di Luca y Cunego quienes, incomprensiblemente, habían dejado ir delante de ellos nada menos que cinco Giros de Italia.

La lucha estaba servida. Por delante todos entraban al relevo, Baliani se escaqueaba de un modo más que justificado, y por detrás los hombres de Lampre, dirigidos por un excepcional Paolo Tiralongo, intentaban mantener una distancia que apenas subía del minuto. Es de alabanza el movimiento de los fugados pero no menos la actitud de Di Luca. Otros se habrían venido abajo moralmente tras el golpe que supuso el ataque de tantos primeras espadas. En cambio, el de Spoltore resistió como un jabato y no se rindió en ningún momento. Nibali, Wegelius, Pellizotti, Tiralongo y Patxi Vila contra todos los fugados. La balanza estaba muy equilibrada, tanto que durante muchos kilómetros la distancia se mantuvo inamovible. Di Luca debía estar dando gracias por el fallo táctico de los discípulos de Martinelli.

En Bérgamo la victoria correspondía a Stefano Garzelli, que lograba el primer triunfo en este Giro para su formación. Acqua Sapone ha corrido a lo grande. Nunca ha buscado las fugas bidón, aquellas en las que sólo se busca publicidad, sino que se ha mantenido alrededor de su líder durante toda la primera fase de carrera. Ahora llega una gran victoria que justifica por sí sola su presencia en la prueba. Simoni, que se clasificaba segundo, era fiel a sus principios y nada más cruzar la meta se quejaba de los movimientos de una moto de carrera. Genio y figura. Por su parte, Di Luca no sólo mantenía el rosa sino que minizaba las diferencias con un duro ataque en el último repecho por las calles de la ciudad bergamasca. Cunego, a la chita callando, también continúa con una posición más que privilegiada en la general

Y atentos a lo de hoy. Llegan las Tres Cimas de Lavaredo, la cumbre más renombrada - junto al Zoncolan- desde la presentación de esta edición del Giro. No se asciende a Lavaredo desde 1989 y entonces venció Lucho Herrera, lo que habla por sí solo de la dureza de esta anhelada subida. Lo mejor para nosotros y para Simoni es que Lavaredo no viene solo. Junto a él San Pellegrino, Passo Giau y Tre Croci, terreno propicio para una nueva escabechina, más aún teniendo en cuenta el desgaste de todos los favoritos en el día de ayer. ¿De todos? ¿ Y Cunego?

sábado, 26 de mayo de 2007

La Guía de Ciclismo 2007

Estimados amigos:

Nos complace comunicaros que este año, a pesar de la no publicación por parte de los grandes medios deportivos de nuestro país, los aficionados al ciclismo no se quedarán sin guía 2007.
Y es que, ante esa negativa, sentimos la necesidad de dar luz verde a un proyecto ambicioso y, sobre todo, muy costoso.
Han sido cinco meses de duro trabajo y búsqueda de patrocinadores. El proyecto, hoy por fin se ha materializado: Ya podemos disfrutar de la Guía de ciclismo de la temporada 2007 más completa que se ha podido editar. Muchos meses de intenso trabajo, que no se han visto abalados por ningún patrocinador, por lo que nos vimos obligados a subvencionarlo y gestionarlo nosotros mismos.
Los artífices de esta práctica revista somos Andrés Cánovas y Ainara Hernando.
91 páginas con toda la información ciclista necesaria para que los seguidores conozcan al detalle a todos los equipos, para que se emocionen con las mejores fotos del año 2006, para que pronostiquen, gracias a nuestros puntillosos reportajes, cómo será el Tour de Francia y la Vuelta a España, y cómo acabará el Giro de Italia que estamos viviendo.
Todos los equipos PRO- Tour analizados minuciosamente, con especial hincapié en los conjuntos españoles y sus equipos, que son analizados individualmente, al igual que los equipos profesionales y continentales de nuestro país, con amplios reportajes para conocer la categoría y las escuadras internacionales a las que se medirán durante la temporada.
Todo ello acompañado de cuatro nombres con prestigio que han aportado su granito de arena para la esta guía. Dos entrevistas a corredores de la élite del deporte de las dos ruedas. Óscar Pereiro y Carlos Sastre narran lo que esperan de esta temporada y como fue para ellos la pasada.
Por otra parte, el director de Radio Estadio (Onda Cero), Javier Ares cuenta desde su pluma como fue el tormentoso año 2006 y Chema Rodríguez, ex director de meta2mil y colaborador de Ciclismo a Fondo abre esa guía con su particular y excelente presentación.
Las guías tienen un módico precio de cinco euros, y se pueden adquirir enviando un correo a
pedidosguias@yahoo.es, donde os explicaremos el procedimiento de pago y envío de la revista.
Esperando que, como buenos aficionados, contéis con esta guía, quedamos a vuestra disposición para cualquier duda o consulta que queráis hacernos.

Un cordial saludo.
Ainara Hernando
Andrés Cánovas

viernes, 25 de mayo de 2007

La confesión de un hipócrita

La hipocresía es un mal común en el mundo del ciclismo. Desde todos los estamentos se miden con doble rasero las declaraciones y los actos, dependiendo siempre desde donde procedan estas manifestaciones. Hasta ahora la plana mayor del mundo del ciclismo ha recelado de los implicados en la Operación Puerto, como si ellos fueran los únicos culpables de que el dóping exista en el ciclismo y nadie más que ellos hubiera consumido sustancias dopantes en tiempos pretéritos.

Pues bien, esos mismos jerifaltes que hasta hace poco miraban hacia otro lado y que preferían apartar a los "manchados" por el escándalo Puerto, están comenzando a ser señalados por el mismo dedo inquisidor que hasta hace poco dirigían ellos. La evidencia es tan grande que no han podido resistir ni un diá más con el peso de su enorme mentira. Las fichas de dominó se han ido precipitando una tras y otra y, finalmente, Bjarne Riis - Mr. 64%- ha debido de confesar su culpa. "Ya es pasado" ha manifestado el danés. Bien, habrá que medir la delgada línea que divide el pasado con derecho al perdón y el pasado imperdonable, en el que su ex pupilo Iván Basso fue despedido de modo fulminante sin apenas poder ejercer su derecho a defenderse

En Alemanía ya existían rumores acerca de posibles casos de dopaje en el pasado. Dos doctores de Telekom en los años noventa estaban siendo investigados, hasta que hace escasas fechas confesaron su implicación y culpabilidad en el dopaje organizado de la escuadra teutona. El primer corredor en reconocer que esto era cierto fue Bert Dietz, un antiguo gregario de la formación alemana, más conocido por su victoria en Sierra Nevada en la Vuelta a España - con permiso incluído de Laurent Jalabert- que por su extensa trayectoria en el campo profesional. Dietz no tenía nada que perder, ya que actualmente no está ligado profesionalmente a ningún conjunto profesional así que no le fue difícil vender toda la verdad a un medio de comunicación germano.

La historia de Dietz era tan verídica y tan sincera que el resto de compañeros de equipo han tenido que rendirse a la evidencia. Primero fue Christian Henn, otro de los gregarios del equipo. Henn ejerce actualmente como director en Gerolsteiner, uno de los equipos que más firmemente ha luchado contra el dopaje y contra los implicados en la Operación Puerto. Su confesión fue toda una patada en la línea de flotación del conjunto del agua mineral con gas. Pero se pusieron las cosas cuando Udo Bolts, también director de Gerolsteiner, admitió que él también usó EPO y que ésto era generalizado en el Telekom de aquella época - vencedor de dos Tour de Francia, el del 95 con Bjarne Riis y el del 96 con Jan Ullrich-. Bolts también era gregario pero también era capaz de conseguir buenos puestos si se lo proponía y no tenía que trabajar para otros compañeros. Al alemán, su confesión le ha costado el despido como técnico de Gerolsteiner.

La cascada ya era imparable y los siguientes fueron el danés Brian Holm y los alemanes Rolf Aldag y Erik Zabel. Especialmente sangrantes los casos de estos dos últimos. Zabel continúa en activo en las filas del conjunto Milram, otro de los equipos "limpios", y ya ha recibido una amonestación por parte de su conjunto que le exige explicaciones de lo ocurrido. Pero aún es lo de Aldag, mano derecha de Bob Stapleton en T-Mobile, conjunto que más ha luchado para que los Puertos no tomen la salida en carrera alguna. ¿Tomará ahora las de Villadiego el Señor Aldag? ¡ Qué va! Le han perdonado... lo que no se podía hacer con ninguno de los corredores implicados en el Caso Puerto.

Pero lo peor, o lo mejor según se mire, ha llegado hoy. Bjarne Riis, ganador del Tour del 96, también se ha alineado al lado de sus compañeros. El mismo que despidió a Basso hace menos de un año, el mismo que se vendió en el 98 como un vulgar chaquetero, el mismo que declara abiertamente no sentir el mínimo apego por los ciclistas dopados... ¡Viva el ciclismo!, ¡viva la hipocresía!

viernes, 18 de mayo de 2007

Deja vú

A veces el ciclismo deja de ser un deporte imprevisible y nos convencemos de que todo aquello que presenciamos ya lo hemos vivido con anterioridad. Es lo que en términos científicos se conoce como el "deja vú". Un estado mental en el que la realidad del presente se liga de modo inevitable con el pasado. Centrándonos en el ciclismo, que es lo que importa en esta web, se podría decir que en las dos últimas etapas del Giro hemos vivido un claro ejemplo de "deja vú".

Tras el periplo sardo la carrera regresó a la península con la primera llegada en alto. No se trataba de una ascensión "molto impegnativa" más bien podríamos decir que era un final más propio de una clásica tipo Lieja - Bastogne - Lieja que de un puerto del Giro de Italia. Las rampas de Montevergine di Mercogliano se adaptan a corredores capaces de pasar la montaña con los mejores pero con una potencia impropia del escalador puro, excepto en casos contados como el de Damiano Cunego. Así, corredores como Gilberto Simoni se encontraban con una subida trampa, en la que las condiciones de escalador eran menos importanes que la potencia de cada uno. El vencedor en esta ocasión fue Danilo Di Luca, que repetía victoria en Montevergine seis años después de su primer triunfo. No es casualidad que el corredor de Liquigas sea el vencedor de esta etapa. El diseño de la misma es un ejemplo de jornada propicia para el Killer de Spoltore. Tras él Cunego y Ricco, dos escaladores explosivos, con una punta de velocidad más que acreditada. No en vano, el propio Cunego fue el último en alzar los brazos en Montevergine. Fue en 2004, cuando el veronés logró su primer Giro. Aquel día, la escuadra Saeco no vestía de rojo, sino que lo hacía con el traje de presidiario blanco y negro solicitando la legalización de su Cannondale.

En la etapa de ayer el vencedor fue el alemán Robert Forster, que consigue de este modo su segundo triunfo en el Giro de Italia tras alzar los brazos en Milán el año pasado. No está nada mal para un corredor que no tiene mucho nombre en el circuito ciclista pero que ya acumula tres victorias en grandes si contamos su triunfo de la Vuelta del año pasado. Con esta victoria, Gerolsteiner ya ha justificado su presencia en Italia, algo que no es fácil de decir cuando sólo se ha cumplido una semana de carrera. Tras Forster cruzaron la meta Thor Hushovd, en uno de sus mejores resultados de este 2007, y Ale - Jet, quien tras el post de hace unos días en el que comentaba que no terminaba de conseguir su mejor nivel logró la victoria en la tercera etapa de un modo emotivo.

En la jornada de hoy se asciende el Terminillo, un puerto con rampas más duras que Montevergine. No es final de etapa pero a buen seguro que consigue romper la carrera. Cuidado con los Tinkoff hoy que están que lo rompen. En lo que llevamos de Giro dos escapadas de Pavel Brutt y otras dos de Mikhail Ignatiev, las dos promesas del conjunto italiano. Mi apuesta para hoy va a ser su compañero el pucelano Ricardo Serrano. En la general cuidado con las prestaciones de alguno de los favoritos, ya que quizá alguno pueda perder hoy todas sus opciones cara al podio de Milán.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Ale - Jet no despega

Ya hemos hablado en este blog de la etapa de Namur del Giro del año pasado. De la victoria de Stefan Schumacher bajo la intensa lluvia y de la ciudadela de la coqueta ciudad valona. Sin embargo, muchas veces pasamos por alto otro de los acontecimientos que sucedió aquel día por las estrechas carreteras de las Árdenas. En un momento de la etapa el italiano Alessandro Petacchi se fue contra el suelo en una caída provocada por la enorme cantidad de agua. Ale - Jet se quedó dolorido pero consiguió levantarse y reprender la marcha. Gracias a la ayuda de su equipo incluso logró finalizar aquella etapa. Pero cuando el corredor de Milram se sometió a las pruebas de los doctores comprobó que aquel golpe distaba mucho de pasar sólo por chapa y pintura. El speziano se había fracturado la rótula, por lo que se perdía la mayor parte de la temporada, además de abandonar el Giro sin poder optar a victoria alguna.

En aquellos momentos nadie dudaba de que Petacchi era el mejor sprinter del mundo. Cuando su treno se ponía en marcha sólo un despiste o un fallo de colocación podían frenar el vagón de cola de un expresso que aseguraba victorias allá donde participaba. Ale - Jet reapareció en agosto, justo para preparar la Vuelta a España, la prueba elegida para resarcirse de una temporada para olvidar. Sin embargo, el italiano no llegó en perfectas condiciones a la ronda de Unipublic. El gigante de Milram se veía incapaz de conseguir una victoria, a pesar del buen trabajo de su equipo. La presión, el nerviosismo y las derrotas provocaron que en Almussafes Alessandro dijera basta y que con un puñetazo contra un autobús dilapidara todas sus opciones en carrera. Fractura de mano y final de campaña.

En Milram pasaron página y se centraron en preparar la temporada 2007, en la que se esperaba que regresara el gran Petacchi. Sin embargo, por unas y otras cosas el sprinter de La Spezia no ha vuelto a ser el mismo de hace sólo una temporada. Los motivos son diversos pero a buen seguro que explicaciones no faltan. Ante todo habría que exponer que una fractura en la rótula no es cualquier cosa para un ciclista. Estamos hablando de una lesión muy seria que puede provocar mucha perdida de masa muscular en la pierna. Además, la rótula es la articulación básica para un ciclista, más para un sprinter que basa toda su potencia en sus piernas. A ello hay que sumar la edad del corredor. Petacchi cuenta ya con 33 años y a esa edad no es tan fácil recuperarse de este tipo de lesiones. No quiero decir que el de Milram haya entrado en declive pero sí que esta lesión ha acelerado el proceso.

Por el momento, Petacchi ha sido capaz de conseguir 10 victorias esta temporada, lo que le convierte en el máximo artillero del ciclismo internacional. Sin embargo, repasando sus victorias nos damos cuenta de que distan mucho de los triunfos de calidad de otras temporadas:

1 - GP. Costa Etrusca
1 - 3 etapas de la Vuelta al Algarve, más la general.
1 - 1 etapa de la Vuelta a Valencia
1 - 3 etapas de la Vuelta a la Baja Sajonia, más la general.

Además, cada vez que se ha enfrentado a rivales de primer nivel, dígase Mcewen, Freire o Bennati, Petacchi ha salido derrotado del envite. En el día de ayer, en la segunda etapa del Giro de Italia, el treno funcionó a la perfección. Alberto Ongarato, sustituto del lesionado Marco Velo, dejó en cabeza a su jefe de filas a sólo 150 metros, la distancia ideal para el italiano. Sin embargo, no pudo mantener su posición de privilegio y se vió superado tanto por Robbie Mcewen como por Paolo Bettini. Sería una gran noticia para el ciclismo que en este Giro regresara el mejor Petacchi pero de momento eso no parece muy probable teniendo en cuenta la calidad de sus rivales en el Giro.

sábado, 12 de mayo de 2007

Che passione¡

Ser italiano se lleva en la sangre. La pasión y la facilidad para los gestos airados forman parte del código genético transalpino desde tiempos ancestrales. A veces, esta característica tan conocida da pie a situaciones un tanto cómicas que quien más quien menos comprende. En fin, la idiosincrasia de cada uno es la que es y los italianos son tan amigos del show como los españoles lo somos del diálogo altavoz, ya saben aquél en el que lleva la razón quien más alto habla.

Hoy, en el precioso prólogo que los organizadores nos han preparado por las carreteras de las Islas de Caprera y Santa Maddalena, Danilo Di Luca ha demostrado que Spoltore forma parte de Italia. El líder de la Liquigas no ha encajado nada bien que en los metros finales su compañero Enrico Gasparotto haya osado pelearle el primer puesto en meta. Lo peor no es que Gasparotto no siga las órdenes de equipo sino que se salga con la suya. Danilo se ha cabreado, ha alzado los brazos, ha recriminado públicamente a su compañero... y minutos después ha manifestado que lo importante era la victoria del equipo. Claro, el telefonazo de Amadio ha debido de ser inmediato. Su equipo no puede dar esa imagen hacia el exterior. Liquigas está completando una gran temporada y la victoria en la Crono por Equipos que da comienzo a este Giro, es una de las victorias más importantes dentro de una campaña con títulos de campanillas como la Lieja.

Eso sí, dentro del equipo no deben de estar viviendo precisamente su mejor momento. La relación entre Di Luca y Gasparotto promete ser uno de los grandes temas para la prensa italiana en estos primeros días de carrera. Esta noche, después de una cena en la que Gasparotto ni habrá levantado la cabeza, los directores del equipo habrán tutelado a los suyos para que mañana contesten de manera apropiada. Lo que no conviene es abrir una brecha en un equipo que llega a este Giro con el objetivo claro de luchar por la maglia rosa.

De todos modos, poniéndose en la piel de Di Luca es comprensible el enfado del de Liquigas nada más cruzar la línea de meta. Sin embargo, eso no justifica la reacción del corredor frente a su compañero. Gasparotto debía de haber permitido que Di Luca pasara delante suyo, tal y como han hecho todos los líderes en el resto de equipo, salvo Discovery que ha tenido la deferencia con Rubiera. La bronca que se habrá llevado está justificado pero ésta debe quedar siempre en la habitación del hotel. Es "curioso" que Gasparotto, Campeón de Italia en 2005 año de su debut profesional, lleve meses sonando para otros equipos cara a la próxima temporada. Lo de hoy ha sido, sin duda, un pecado de juventud. Él sabía antes de la jugada que el año que viene no vestirá la maglia verde de Liquigas pero no sabe que lo que no conviene es ganarse enemigos. Está claro que no ha pensado que aún quedan 20 días de carrera y seis meses de contrato con su equipo.

jueves, 10 de mayo de 2007

Giro de Italia. Los 198 luchadores

AG2R Prévoyance

Rinaldo Nocentini (Ita)
Julien Loubet (Fra)
Hubert Dupont (Fra)
Carl Naibo (Fra)
Laurent Mangel (Fra)
Lloyd Mondory (Fra)
Christophe Riblon (Fra)
Yuriy Krivtsov (Ukr)
Alexandre Usov (Blr)

El conjunto francés dirigido por Vincent Lavenú se presenta en el Giro de Italia con un equipo liderado por el transalpino Rinaldo Nocentini. El ex de Acqua Sapone tendrá la responsabilidad de lograr la victoria que Vaitkus dio al equipo el año pasado. Además, Nocentini será el encargado de lograr un buen puesto en la general, si bien su objetivo principal será un triunfo de etapa. El bielorruso Alexandre Usov y el joven francés Lloyd Mondory, sorprendente vencedor de la Copa de Francia la temporada pasada, se dejarán ver por los sprints. Hubert Dupont es un buen corredor para la media montaña. El año pasado consiguieron victorias en las tres grandes, objetivo que buscarán repetir esta campaña.

Astana

Paolo Savoldelli (Ita)
Assan Bazayev (Kaz)
Maxim Gourov (Kaz)
Andrey Mizurov (Kaz)
Dmitriy Muravyev (Kaz)
Serguei Yakovlev (Kaz)
Benoît Joachim (Lux)
Eddy Mazzoleni (Ita)
Steve Morabito (Sui)

El dos veces vencedor de la corsa rosa, Paolo Savoldelli, tratará de lograr el triplete en una edición que no se presenta como la más propicia para las condiciones del italiano. Il Falco tiene ante sí un recorrido con demasiada montaña, en el que escaladores como Simoni o Cunego parten con clara ventaja frente a él. Su principal aliado en montaña será Eddy Mazzoleni, uno de los mejores gregarios del pelotón, tal y como volvió a demostrar en Romandía. El suizo Morabito también podría echarle una mano. Destaca la amplia representación de kazajos entre los que destacan el combativo Sergei Yakovlev y el rápido Assan Bazayev.

Bouygues Telecom

Thomas Voeckler (Fra)
Pierre Drancourt (Fra)
Alexandre Pichot (Fra)
Yoann Le Boulanger (Fra)
Arnaud Labbe (Fra)
Nicolas Crosbie (Fra)
Olivier Bonnaire (Fra)
Franck Renier (Fra)
Yohann Gene (Fra)

El mayor reclamo de los franceses es el luchador Thomas Voeckler, capaz de dejarse ver en infinidad de fugas e incluso aguantar con los mejores en jornadas de media montaña. Además de este particular showman del ciclismo, Bernaudeau contará con el valiente Nicolas Crosbie y con Franck Renier, todo un habitual de las fugas. Yoann Le Boulanger ha perdido consistencia en montaña en las últimas temporadas.

Caisse d'Epargne

Eric Berthou (Fra)
David Arroyo Duran (Esp)
Alexei Markov (Rus)
Jose Joaquin Rojas Gil (Esp)
Joan Horrach Rippoll (Esp)
Pablo Lastras Garcia (Esp)
Alberto Losada Alguacil (Esp)
Aitor Perez Arrieta (Esp)
Mathieu Perget (Fra)

Varios cambios de última hora en la formación navarra. El patrocinador del equipo ha presionado para que Rubén Plaza y Tino Zaballa no tomaran la salida en Sicilia, debido a su supuesta implicación en la Operación Puerto. Estas dos bajas debilitan a un equipo que tendrá en David Arroyo a su hombre fuerte para la general. El catalán Alberto Losada, que debuta en una grande, también podría dejarse ver en la montaña de la carrera, al igual que Aitor Pérez. También destaca el debut en una prueba de tres semanas del joven José Joaquín Rojas, que buscará un triunfo parcial en las pocas volattas de este año. Idéntico objetivo tendrá el ruso Alexei Markov. Pablo Lastras y Joan Horrach son los dos aventureros del equipo. El balear quiere repetir la victoria de la temporada pasada. Completan el equipo los franceses Eric Berthou y Mathieu Perget, dos más que se estrenan en una carrera larga.

Cofidis

Frédéric Bessy (Fra)
Mickaël Buffaz (Fra)
Hervé Duclos-Lassalle (Fra)
Tristan Valentin (Fra)
Bingen Fernandez Bustinza (Esp)
Mathieu Heijboer (Ned)
Amaël Moinard (Fra)
Ivan Ramiro Parra Pinto (Col)
Steve Zampieri (Sui)

Buen equipo el que presentan los galos a esta edición del Giro. Sin ser un súper bloque, supera ampliamente otras formaciones como Fdjeux o Bouygues. El colombiano Iván Ramiro Parra es su mejor arma en montaña. El ex de Selle Italia tratará de volver a ser el de 2005 cuando, junto a Rujano, brindó un gran espectáculo en esta misma prueba. El suizo Steve Zampieri también buscará dejarse ver en etapas rompepiernas, al igual que el único español del equipo, el veterano Bingen Fernández. La veteranía de Bessy o la juventud de Duclos Lasalle y Heijboer completan la formación.

Crédit Agricole

Thor Hushovd (Nor)
Pietro Caucchioli (Ita)
Francesco Bellotti (Ita)
Angelo Furlan (Ita)
Christophe Kern (Fra)
Patrice Halgand (Fra)
Julian Dean (Nzl)
Laszlo Bodrogi (Hun)
Nicolas Roche (Irl)

Sin lugar a dudas estamos ante el mejor equipo francés en este Giro de Italia. Su hombre más destacado es el noruego Thor Hushovd que querrá resarcirse de su mal arranque de año. El gigante de Crédit no está en su mejor momento pero su calidad hace que no convenga descartarlo de cara a los sprints. Su principal objetivo es afinar de cara al Tour. Otra opción real en las volattas será Angel Furlan, vencedor de varias carreras en lo que llevamos de año. Sus compatriotas Pietro Caucchioli, podio hace cinco años, y Francesco Bellotti son los mejores corredores para la montaña. Sobre todo Caucchioli, un ciclista un escalón por debajo de los grandes pero que siempre exhibe una tremenda regularidad. El cróner Bodrogi o el rápido Julian Dean también estarán en Sicilia junto al venido a menos Patrice Halgand.

Discovery Channel

Yaroslav Popovych (Ukr)
José Luis Rubiera Vigil (Esp)
George Hincapie (Usa)
Volodymyr Bileka (Ukr)
Steve Cummings (Gbr)
Pavel Padrnos (Cze)
Matthew White (Aus)
Jurgen Van Goolen (Bel)
Brian Vandborg (Den)

El despido de Ivan Basso trastoca los planes del conjunto americano que estará liderado por Yaroslav Popovych, toda una incógnita en carreras de tres semanas. El ucraniano es un corredor todo fuerza y calidad, tal y como demostró la pasada París - Niza, pero, a pesar de su podio en el Giro, siembra bastantes dudas sobre su solidez en 20 días. Aún así, el ex de la escuela Colnago asegura espectáculo. Junto a él estará José Luis Rubiera que vuelve a la prueba que le vio lograr sus mayores éxitos. Buena noticia el regreso de George Hincapie después de la lesión que le ha tenido apartado de la competición durante varios meses. Vandborg y Padrnos darán consistencia en la crono por equipos, donde parten como uno de los rivales a batir.

Euskaltel - Euskadi

Aitor Hernandez Gutierrez (Esp)
Koldo Fernandez (Esp)
Joseba Zubeldia Agirre (Esp)
Benat Albizuri Aransolo (Esp)
Markel Irizar Aranburu (Esp)
Anton Luengo Celaya (Esp)
Ivan Velasco Murillo (Esp)
Aketza Pena Iza (Esp)
Dionisio Galparsoro Martinez (Esp)

Los vascos llevan perfilando su conjunto desde el primer stage de pretemporada. Aitor Hernández y Dioni Galparsoro serán sus mejores hombres en montaña, aunque una buena clasificación general será tarea difícil. Su mejor carta está en el veloz Koldo Fernández, vencedor de etapa en Tirreno Adriático. Markel Irizar también llega en un buen momento de forma, al igual que Iván Velasco.

Française des Jeux

Carlos Da Cruz (Fra)
Arnaud Gérard (Fra)
Lilian Jégou (Fra)
Cyrille Monnerais (Fra)
Francis Mourey (Fra)
Fabrice Patanchon (Fra)
Ian McLeod (Rsa)
Jussi Veikkanen (Fin)
Timothy Gudsell (Nzl)

Los loteros ya merecieron su entrada en este blog tras el anuncio del equipo del Giro. Poco que hacer en una carrera en la que la mayoría de los equipos llega con objetivos claros. Da Cruz es su hombre más conocido. El finlandes Veikkanen llega en un buen momento.

Gerolsteiner

Davide Rebellin (Ita)
Thomas Fothen (Ger)
Robert Förster (Ger)
Sven Krauss (Ger)
Oscar Gatto (Ita)
Olivier Zaugg (Sui)
Tim Klinger (Ger)
Volker Ordowski (Ger)
Matthias Russ (Ger)

El objetivo de los celestes no será otro que los triunfos de etapa. Davide Rebellin es su mejor hombre. Il Piadoso puede brillar incluso en la montaña de la primera semana, donde Rebellin siempre ha demostrado estar al mismo nivel que los escaladores puros. Robert Forster es su mejor hombre para las llegadas masivas. El alemán querrá volver a vencer en una etapa, tal y como hiciera en Milán en 2006. Habrá que estar atentos a la evolución del joven Oscar Gatto, que debuta en una grande en este Giro. El suizo Oliver Zaugg afronta su cuarta oportunidad para brillar en su carrera predilecta.

Ceramica Panaria - Navigare

Emanuele Sella (Ita)
Paride Grillo (Ita)
Fortunato Baliani (Ita)
Luca Mazzanti (Ita)
Domenico Pozzovivo (Ita)
Andrea Pagoto (Ita)
Julio Alberto Perez Cuapio (Mex)
Ariel Maximiliano Richeze (Arg)
Luis Felipe Laverde Jimenez (Col)

El conjunto de los hermano Reverberi ya es todo un clásico en la prueba italiana. Además, aseguran una victoria cada año durante las últimas ediciones. En 2006 fue Laverde quien se alzó con un triunfo y Sella estuvo a punto de repetir, aunque una caída a poco de meta sirvió en bandeja la victoria a Horrach. Precisamente, será Emanuele Sella su mejor hombre para la general. El italiano está ante su particular ser o no ser después de un 2006 un tanto decepcionante. El veterano Luca Mazzanti será otro de los destacados en un equipo en el que se espera la enésima exhibición de Pérez Cuapio, tantas como decepciones, y guarda a Domenico Pozzovivo, ausente por lesión el año pasado, como posible sorpresa. Las llegadas masivas serán asunto del argentino Richeze y del local Paride "Pelos" Grillo.

Lampre - Fondital

Damiano Cunego (Ita)
Danilo Napolitano (Ita)
Marzio Bruseghin (Ita)
Patxi Javier Vila Errandonea (Esp)
Paolo Tiralongo (Ita)
Sylvester Szmyd (Pol)
Gorazd Stangelj (Slo)
Matteo Bono (Ita)
Marco Marzano (Ita)

El equipo del principal favorito, tal y como demuestran todas las encuestas. Cunego ha completado un año muy regular, con una aproximación a la corsa rosa muy similar a la de 2004, año de su triunfo en la grande de Italia. Cunego afronta un recorrido propicio a sus características, en el que puede sacar a relucir sus cualidades como escalador. Patxi Vila, Marzio Bruseghin, Paolo Tiralongo, Marco Marzano, Gorazd Stangelj y Sylvester Szmyd son los grandes escuderos de Cunego, una formación a priori temible en montaña. El avispado Matteo Bono, vencedor de etapa en Tirreno y Romandía y el veloz Danilo Napolitano son los únicos no escaladores del conjunto.

Liquigas

Danilo Di Luca (Ita)
Enrico Gasparotto (Ita)
Andrea Noè (Ita)
Alessandro Spezialetti (Ita)
Franco Pellizotti (Ita)
Vincenzo Nibali (Ita)
Alessandro Vanotti (Ita)
Charles Wegelius (Gbr)
Vladimir Miholjevic (Cro)

Nueva tentativa de Danilo Di Luca para brillar en la general de una grande. El de Spoltore dejó muy buen sabor en 2005 pero el año pasado no pudo refrendarlo con una buena general en el Giro. El italiano ha vuelto a centrar buena parte de su temporada en esta carrera, a pesar de la dureza del recorrido. El veterano Andrea Noe, el cazaetapas Franco Pellizotti y el británico Charles Wegelius serán sus aliados cuando se empine la carretera. Mención aparte merece Vincenzo Nibali, que llega en gran forma como demuestran sus victorias del pasado fin de semana. El joven transalpino podría ser una de las revelaciones de este año. Gasaparotto es su mejor sprinter, si bien el ex campeón nacional ha perdido parte de su punta de velocidad durante esta campaña.


Milram

Alessandro Petacchi (Ita)
Brett Lancaster (Aus)
Alessandro Cortinovis (Ita)
Sergio Ghisalberti (Ita)
Alberto Ongarato (Ita)
Mirco Lorenzetto (Ita)
Fabio Sabatini (Ita)
Christian Knees (Ger)
Martin Müller (Ger)

Todos por Petacchi. Ese podría ser el titular en un equipo en el que el noventa por ciento de los efectivos se centrará en arropar al speziano. El velocista regresa un año después a la carrera en la que se fracturó el fémur y lo hace sin demostrar ser el mismo de antes de su lesión. Aún así, en su equipo confían plénamente en él. La baja por lesión de Fabio Sacchi será cubierta por Mirco Lorenzetto, un vagón que se acoplará a la perfección al conocido treno. El joven Sergio Ghisalberti será la única alternativa en montaña.

Predictor - Lotto

Dario David Cioni (Ita)
Robbie McEwen (Aus)
Wim Van Huffel (Bel)
Jurgen Van Den Broeck (Bel)
Matthew Lloyd (Aus)
Mario Aerts (Bel)
Josep Jufré Pou (Esp)
Nick Gates (Aus)
Stefano Zanini (Ita)

El gran rival de Petacchi en los sprints será el australiano Robbie Mcewen, todo un clásico de la prueba italiana. El aussie no contará con un treno a su servicio pero sabe cómo colocarse a las mil maravillas y puede echar mano de la veteranía de Stefano Zanini. Dario Cioni tratará de reencontrar sensaciones en su prueba predilecta. El belga Van Huffel también regresa a la prueba que le hizo famoso después de su gran trabajo en servicio de Savoldelli. El catalán Josep Jufré puede optar a algún triunfo de etapa si sabe aprovechar la libertad con la que contará. Atentos al australiano Matt Lloyd, que apunta maneras de escalador.

Quick Step - Innergetic

Paolo Bettini (Ita)
Mauro Facci (Ita)
Leonardo Scarselli (Ita)
Andrea Tonti (Ita)
Matteo Tosatto (Ita)
Giovanni Visconti (Ita)
Addy Engels (Ned)
Hubert Schwab (Sui)
Jurgen Van De Walle (Bel)

Los belgas parten con nada menos que seis italianos y con el dorsal número uno, despues de que la organización haya decidido que el Campeón del Mundo disponga de tal honor. Será Paolo Bettini su mejor arma en la carrera, ya que es capaz de vencer tanto en etapas de media montaña como en sprints masivos. Matteo Tosatto es la experiencia hecha ciclista, mientras que Facci, Tonti y Visconti buscarán aprovechar sus bazas. El primero es un corredor rápido en grupos pequeños, el segundo podría ser la baza para la general y el tercero un caza etapas en los días de media montaña.

Rabobank

Mauricio Ardila Cano (Col)
Graeme Brown (Aus)
Michael Rasmussen (Den)
Pedro Horrillo Munoz (Esp)
Leon Van Bon (Ned)
Max Van Heeswijk (Ned)
William Walker (Aus)
Koos Moerenhout (Ned)
Dmitry Kozontchuk (Rus)

Sin bazas claras para la general, Mauricio Árdila será su mejor hombre la dura montaña de este Giro. El colombiano tratará, sobre todo, de conseguir su triunfo de etapa. Michael Rasmussen podría dejarse ver algún día, aunque su estado de forma actual no es el más idóneo. El danés sólo llega a este Giro con la intención de preparar el próximo Tour de Francia. Graeme Brown es su hombre más rápido, toda vez que el australiano ha demostrado esta temporada estar en mejor momento que Max Van Heeswijk. El holandes, Koos Moerenhout, reconvertido en escalador en las últimas temporadas, podría lograr un top 20.

Saunier Duval - Prodir

Iban Mayo Diez (Esp)
Gilberto Simoni (Ita)
Leonardo Piepoli (Ita)
Riccardo Ricco (Ita)
Manuele Mori (Ita)
Raivis Belohvosciks (Lat)
David Cañada Gracia (Esp)
Rubens Bertogliati (Sui)
Angel Gomez Gomez (Esp)

Uno de los equipos que más asustan en este inicio de Giro. Gilberto Simoni es el mejor corredor en el Giro de Italia en las últimas ocho temporadas. El italiano, a pesar de los años, continúa asegurando buenas actuaciones en su gran carrera. Posiblemente está ante su última opción de lograr su tercera victoria y para ello contará con un buen bloque en montaña a su servicio. El joven Riccardo Ricco será un gran apoyo, tanto que podría buscar sus opciones personales de no ser por la presencia de su líder. Piepoli, vencedor de dos etapas el año pasado, se convierte en el hombre de confianza de Gibo en las jornadas de montaña. Si Ibán Mayo responde, los de Matxín pueden liarla en esta edición.

Team CSC

Fabian Cancellara (Sui)
Kurt-Asle Arvesen (Nor)
Michael Blaudzun (Den)
Matti Breschel (Den)
Volodymir Gustov (Ukr)
Juan José Haedo (Arg)
Alexandr Kolobnev (Rus)
Andy Schleck (Lux)
David Zabriskie (Usa)

Los daneses son los principales favoritos para la victoria en la crono por equipos, ya que cuentan con los que son probablemente los dos mejores cróners de la actualidad, Dave Zabriskie y Fabian Cancellara. En la general confiarán en Andy Schleck, de quien todos dicen que superará a su hermano mayor. Juan José Haedo continuará su aclimatación al ciclismo europeo intentando rascar algo positivo en las llegadas masivas. Kolobnev y Arvesen son dos hombres a tener en cuentan en las fugas de este Giro de Italia. Sin un líder, Gustov podría dejarse ver en montaña.

T-Mobile Team

Lorenzo Bernucci (Ita)
Axel Merckx (Bel)
Michael Barry (Can)
Adam Hansen (Aus)
Greg Henderson (Nzl)
Aaron Olson (Usa)
Marco Pinotti (Ita)
Jakob Piil (Den)
Thomas Ziegler (Ger)

La baja de última hora de Serguei Gonchar deja cojo a un equipo que se queda sin una referencia para la general. Axel Merckx está ante su despedida de la prueba italiana. Los locales Pinotti y Bernucci querrán brillar en casa y el canadiense Michael Barry buscará ser protagonista en alguna de sus largas fugas. Destaca la presencia del neozelandés Greg Henderson, un sprinter que superada la treintena debutará en una grande.

Acqua Sapone - Caffè Mokambo

Stefano Garzelli (Ita)
Alexander Arekeev (Rus)
Gabriele Balducci (Ita)
Massimo Codol (Ita)
Dario Andriotto (Ita)
Andrei Kunitski (Blr)
Giuseppe Palumbo (Ita)
Branislau Samoilau (Blr)
Simone Masciarelli (Ita)

Sin Scarponi, Garzelli se queda solo al frente del equipo. El antiguo vencedor de esta prueba está lejos de ser el corredor que destacaba en montaña temporadas atrás. Aún así sigue siendo referencia en su conjunto. La rapidez será cosa de Gabriele Balducci que realizó un arranque de campaña bastante positivo. Codol será el mejor gregario para Garzelli mientras que Giuseppe Palumbo puede mostrar su rapidez en grupos pequeños. Arekeev es un joven ciclista ruso en franca progresión.

Tinkoff Credit Systems

Salvatore Commesso (Ita)
Mikhail Ignatiev (Rus)
Evgeni Petrov (Rus)
Daniele Contrini (Ita)
Ivan Rovny (Rus)
Ricardo Serrano Gonzalez (Esp)
Pavel Brutt (Rus)
Elio Aggiano (Ita)
Nikolai Troussov (Rus)

Veteranía italiana y juventud rusa. Así se podría resumir el conjunto Tinkoff en esta edición del Giro. Tres veteranos transalpinos y cinco valores de la escuela rusa. Commesso, Contrini y Aggiano son viejos zorros en esto del ciclismo, mientras que Rovny, Brutt, Troussov e Ignatiev han firmado un buen arranque de temporada a pesar de su juventud. Petrov podría ser su baza para la general, aunque se espera que se centre en las etapas. En medio de todo aparece Ricardo Serrano. El pucelano querrá conseguir un triunfo de etapa que seguro que busca con tesón durante la carrera.

martes, 8 de mayo de 2007

Rodrigo de Asturias

El repentino arrepentimiento de Iván Basso provocó que ayer no pudiera hablar largo y tendido de la Vuelta a Asturias, una ronda que en esta edición nos ha deparado una de las mejores carreras de una semana de lo que llevamos de temporada. La lucha entre Saunier Duval y Relax GAM ha marcado el desarrollo de la prueba, con ataques continuos de los pupilos de Jesús Suárez Cueva. Julián Sánchez Pimienta, Ángel Vicioso, Francisco Mancebo, Santi Pérez y Óscar Sevilla se han dejado ver en una carrera marcada como importante en el calendario de los de rojo. Sin embargo, todos ellos no han podido con un Koldo Gil que, a pesar de la endeblez de su equipo en las dos últimas jornadas, ha sido capaz de retener el maillot de líder con una táctica más que loable: atacar antes de que lo hicieran sus rivales. El navarro ha sido el más fuerte en montaña pero su inferioridad numérica en el terreno duro podría haberle costado un disgusto de no ser por el buen análisis táctico realizado por el discípulo de Matxín.

Enmedio de la guerra por la general ha aparecido el conjunto Fuerteventura, dirigido por el navarro Óscar Guerrero. Este equipo de nuevo cuño ha conseguido estrenar su palmarés en la ronda asturiana y, además, con doble victoria. Los canarios ya venían realizando una muy buena temporada con varios puestos de honor a cargo de David Bernabéu y Manuel Lloret. Aún así, se les resistía la victoria, una victoria que ha llegado en Asturias. La imagen del equipo ha sido bastante reseñable ya que, además de las dos victorias de Rodrigo García, hana conseguido dejar una impronta de conjunto batallador con un David Bernabéu muy activo en montaña y continuos movimientos a cargo de David Muñoz y Mikel Artetxe.


Sin embargo, ha sido el extremeño Rodrigo García quien ha conseguido dar los dos primeros triunfos a su equipo. El primero en Gijón, tras una fuga bien culminada por "Rodri", el segundo en las calles de Oviedo en un sprint con todos los capos de la general. Después de estos dos triunfos convendría presentar un poco a este corredor. Rodrigo García afronta su tercera campaña en el campo profesional, la primera en Fuerteventuras después de dos años en el seno del conjunto Kaiku. Por tanto, en sus tres temporadas en la máxima categoría ha contado con los consejos de Óscar Guerrero como director de equipo. No es pues casualidad que el técnico decidiera su contratación tras firmar con los canarios. Tampoco es casualidad que Vicente Belda sea asesor de este equipo, ya que Rodrigo estuvo a punto de firmar con Kelme para dar el salto a profesionales. Así pues, los dos máximos responsables del área técnica de Fuerteventura ya conocían más que de sobra las condiciones de este corredor extremeño.

Los comienzos de Rodri en las categorías inferiores no fueron para nada sencillos. No estamos ante el corredor que destaca desde cadetes y arrasa en todas las categorías antes de dar el salto a profesionales. Ser extremeño fue un hándicap para un corredor que tuvo que salir de su tierra para poder competir en pruebas de mayor nivel de las que podían ofrecerle los conjuntos locales. Las cosas no le fueron nada bien con los cántabros del Mavi pero en 2003 llegaría la transformación de este corredor. Rodrigo fichó por el Fiat Calfisha granadino y fue en este equipo en donde los resultados comenzaron a acompañar. Tanto, que Miguel Moreno se puso en contacto con su director, Alfonso Rodríguez, para comunicarle que contaba con Rodri de cara a la temporada 2004. García iba a convertirse en un torerillo más. Parecía que su salto a Paternina sería inminente pero nada más lejos de la realidad. Moreno comenzó a esgrimir distintas razones para no pasar al ciclista. La normativa de que los corredores menores de 25 debían firmar, al menos, por dos años, echó atrás al director de Paternina y dio al traste con las esperanzas de un Rodrigo que, en ese 2004, consiguió alzarse con la Copa de España para corredores aficionados, una challenge que han vencido otros ciclistas como Francisco Gutiérrez o Alejandro Valverde. El extremeño levantó los brazos en el Memorial Inguanzo y en la Berga Sant Boi, dos de las carreras con más prestigio del calendario amateur español.

Estas victorias le abrieron de par en par las puertas del profesionalismo. Fue entonces cuando llegaron los contactos con un Vicente Belda que llegó a ofrecerle cuatro años de contrato pero también apareció el interés de Kaiku que, al contrario que Kelme, llegó con un contrato sobre la mesa. El ciclista cacereño no quería que le volviera ocurrir lo mismo que hace un año con Paternina así que se acogió a la seguridad de la oferta de Kaiku. Sus dos temporadas con la formación lechera fueron muy positivas. El de Miajadas se aclimató muy bien al campo profesional y, ya en su primera campaña, fue capaz de finalizar sexto en la Vuelta a la Rioja y decimocuarto en Castilla y León, plazas destacadas para un amateur. Él mismo se define como escalador, capaz de lograr buenos puestos en generales, pero no se olvida de su punta de velocidad en grupos pequeños. El año pasado fue capaz de mejorar sus resultados con un segundo puesto en Andalucía y un décimo en la dura Bicicleta Vasca. Tras la desaparición de Kaiku contó con varias ofertas, una de Andalucía - Cajasur, pero finalmente se decidió por continuar al lado de Guerrero. Los resultados ya han llegado para un ciclista que seguirá dando mucho que hablar.

lunes, 7 de mayo de 2007

Yo confieso

Ivan Basso no ha podido resistir más la presión a la que se veía sometido. El ciclista italiano ha confesado esta tarde, sin previo aviso, su vinculación con Eufemiano Fuentes, su implicación en la Operación Puerto y quien sabe qué más. El ex de Fassa Bortolo ha decidido lo mejor para él. Que nadie lo dude. Basso estaba en un callejón sin salida. Si seguía manteniendo su declaración sería inculpado eternamente. Con esta decisión, el CONI está dispuesto a reducir su pena a tan sólo un año, por lo que el italiano podría estar presto y dispuesto de cara al Giro de 2008.

Pero claro, para que haya reducción de pena tiene que haber colaboración... y eso va a significar contarlo todo, o casi. Dudo que el ex de CSC nombre directamente a compañeros de arcón congelador - tomo prestado el término de Sergio- pero, al menos, si que explicará con pelos y señales la metodología seguida por el doctor canario, lo que servirá para poner definitivamente a Eufemiano fuera de la circulación.

Personalmente, opino que esta declaración no va a tener la repercusión esperada por muchos. Que nadie piense que Basso va a comenzar ahora a nombrar a todos los implicados como quien se aprende la lista de los Reyes Godos. El ex de Discovery Channel intentará quitarse el marrón cuanto antes, colaborar en lo que haga falta pero, siempre, sin inculpar directamente a nadie. Otra cosa es que esta confesión sirva a muchos para coger fuerzas y arremeter con más firmeza frente a todos los supuestos implicados. Basso se ha convertido en el primer ciclista de la trama Eufemiano en confesar desde que se destapó todo este affaire y eso es un gran punto a favor para todos los que han estado durante meses pregonando la cupabilidad de todos los corredores.

Aún así, continúo pensando que no habría que generalizar. Con que uno solo de los implicados fuera acusado injustamente sería suficiente para personalizar los casos y tratarlos de modo individual. Durante meses he repetido que no se había demostrado nada en contra de Basso, que no había una acusación tangible en su contra. Ahora si lo hay, ahora debe ser sancionado. Ahora es el turno de los magistrados transalpinos.

domingo, 6 de mayo de 2007

Victorias del fin de semana

El Tour de Romandía ha finalizado con menos emoción de la esperada en un principio. Los momentos álgidos en la prueba suiza han podido contarse con los dedos de una mano. Si descontamos el prólogo por las calles de Friburgo y la crono alrededor de Lausanne, sólo nos quedan cuatro etapas en línea. La primera resuelta en los kilómetros finales con un ataque del alemán Marcus Fothen, la segunda con un desenlace al sprint, la tercera protagonizada por una fuga - con el pelotón tomándose el día de descanso- y la cuarta, la de montaña, con cuarenta corredores juntos a falta de diez a meta. Muy poco para una prueba en la que los paisajes de la Suiza francófona son su mejor reclamo año tras año.

La general ha sido para la promesa holandesa Thomas Dekker. El tulipán tiene el difícil reto de sustituir en el corazón de los neerlandeses a su tocayo Eric o a Michael Boogerd, que se retirará al final de esta temporada. Con esta victoria, Thomas se adjudica su segunda vuelta Pro Tour, después de que el año pasado se alzara con el triunfo en Tirreno. Dekker ha basado su triunfo en sus prestaciones contra el crono y en su buen día en montaña en la etapa de Morgins. Es un triunfo merecido pero, ciertamente, poco lucido. En la ciudad del Lago Lemán, Thomas Dekker batió a todos sus rivales con cierta facilidad. La dupla de Astaná, formada por Paolo Savoldelli y Andrei Kashechkin, fueron los que más se aproximaron al holandés, clasificándose respectivamente a cinco y once segundos del corredor de Rabobank. Sin embargo, Dekker ya contaba con un poco de ventaja respecto a estos ciclistas, ya que los dos ya habían fallado en Morgins.

La etapa de montaña significó la presentación ante todo el pelotón internacional de Igor Antón, quien en pocos años se convertirá en uno de los mejores escaladores del pelotón mundial. "Fuji", tal y como es conocido el vizcaíno, tiene en su palmarés la importante victoria en Calar Alto en la Vuelta a España pero la etapa de Morgins es su confirmación fuera de España, algo que siempre se exige a los corredores que sólo han ganado en casa. El vasco lo probó a poco más de siete a meta, en un pelotón en el que Eddy Mazzoleni imponía el ritmo bajo una intensa lluvia. De no ser por los ataques de Antón y, previamente, de Gómez Marchante, la emoción en Romandía se habría limitado a los últimos tres kilómetros cuando los corredores que se jugaban la general, encabezados por el siempre batallador Chris Horner, decidieron abrir las hostilidades contra los Astaná. Antón fue cazado por un grupo en el que Horner intentaba abrir hueco respecto a Savoldelli y en el que Thomas Dekker y John Gadret resistían la rueda del norteamericano. Igor actuó como todo un veterano, decidiendo reservarse para el sprint final. La general no era su guerra, ya que la crono del último día le alejaría de los primeros puestos. En el sprint, el de Euskaltel batió a Thomas Dekker, a pesar de las airadas quejas del joven de Rabobank.

En Asturias seguimos presenciando una carrera más que interesante. Tras la exhibición de Saunier Duval en el Alto del Acebo, con doblete Alberto Fernández - Koldo Gil, los de Matxín estuvieron a punto de perder todas sus opciones de cara a la general en la etapa con final en Gijón. Ya lo avisaban Samuel Sánchez y Carlos Barredo en TPA, la cuarta etapa sería muy difícil, sobre todo para el equipo del líder. El terreno rompepiernas no favorece al control de la prueba y, además, Saunier contaba con tres bajas por abandono; Raúl Alarcón, Arkaitz Durán y Javier Mejías. Sólo cuatro corredores para tirar de Koldo y uno, Alberto Fernández, segundo en la general a sólo un segundo del navarro. Los grupos de fugados maniobraban a su antojo y a punto estuvieron los Fuerteventura de aprovechar esta situación. Los de Óscar Guerrero se han mostrado muy batalladores en esta prueba por lo que es de justicia que en la meta de Gijón el vencedor fuera el extremeño Rodrigo García, consiguiendo la primera victoria en la historia de su equipo y estrenando su palmarés profesional. Rodri es un corredor que dará bastantes alegrías a Fuerteventura.

En Italia gran fin de semana para Vincenzo Nibali. El de Liquigas ha conseguido el doblete en Larciano y Toscana. La joven promesa italiana ha enseñado sus cartas de cara al próximo Giro de Italia. De entrada, su papel será trabajar para su líder, el rubio Danilo Di Luca, aunque en las primeras etapas de la prueba podría convertirse en uno de los protagonistas de la carrera.

sábado, 5 de mayo de 2007

¡Fumi crack!

Llevaba tiempo queriendo hacer esta entrada pero no encontraba el momento apropiado para hacerlo. A Fumiyuki Beppu le conocí en la Vuelta a Murcia del año pasado. Yo tenía que entrevistar a ciclistas extranjeros para la página web de la carrera y no se me ocurrió nada más que entrevistar al único japonés de la prueba que, si mis datos no fallaban, se convertía además en el primer nipón en tomar parte en la ronda murciana. La conversación fue antes del comienzo de la segunda etapa. Fumi era el centro de atención de gran parte de los niños que se acercaron aquella mañana a la salida de Alcantarilla. Les sorprendía ver a un japonés al lado de la pléyade de occidentales que copan el ciclismo profesional.

La entrevista con Beppu fue muy agradable. El corredor asiático respondió a todas mis preguntas con una amplia sonrisa y en un inglés más que correcto. Beppu domina el idioma de Shakespeare así como el francés. No en vano, su formación como ciclista fue en el país vecino, donde compitió durante cuatro temporadas. En sus dos últimos años como amateur, Fumi formó parte del VC La Pomme, equipo en el que logró importantes victorias como una etapa en el Giro del Valle Aosta o la general del Tour de L´Isard en Francia. Además, en 2003 fue Campeón nipón Sub 23 y Campeón Asiático Sub 23. Sus resultados le valieron el salto en 2005 a Discovery Channel. El conjunto norteamericano buscaba un corredor nipón para incrementar su publicidad en el país asiático. Fumi comenzó en esto del ciclismo gracias a sus hermanos mayores - Takumi también es profesional-. Actualmente se ha convertido en el mayor referente de este deporte en su país.

En la entrevista de Alcantarilla, Beppu habló sobre el ciclismo japonés. De sus antecesores Yoshiyuki Abe o Hidenori Nodera - que aún compiten en el Skil - Shimano- o de sus compañeros de generación Takeshi Miyazawa o Shinichi Fukushima. Todos forman la breve historia del ciclismo nipón que, actualmente, continúa dando sus primeros pasos en categoría profesional. Beppu declaraba sentirse atraído por las Clásicas y por las fugas. Su terreno es el llano y su sueño brillar en las grandes citas de un día. Esta temporada ha comenzado a hacer realidad su sueño. En Discovery Channel le seleccionaron para tomar parte de la París - Roubaix, donde el japonés logró terminar la prueba.

Ayer, en la tercera etapa del Tour de Romandía, Beppu formó parte de la fuga del día, junto a Marco Pinotti y Matteo Bono. El japonés se define como un corredor rápido en grupos pequeños pero ayer había un rival de los que conviene no tener cerca cuando te juegas un triunfo. Matteo Bono batió a Beppu en los metros finales, sumando así su segunda victoria del año tras la lograda en Tirreno. Vaya dos triunfos para un corredor que comenzó el año como semidesconocido. En Lampre son especialistas en descubrir jóvenes valores cada año y esta temporada parece el turno de Bono y de Morris Possoni. En cuanto a Beppu sólo queda esperar que más pronto que antes llegue su primera victoria. Es posible que en septiembre podamos difrutar de él en la Vuelta a España. ¡Fumi Crack!

viernes, 4 de mayo de 2007

Presencia no justificada

Seguro que Ángelo Zomegnan no está muy contento con los hermanos Madiot. Los directores de la Française des Jeux han anunciado el nueve que tomará parte en el próximo Giro de Italia y viendo los seleccionados parece difícil elegir un equipo peor. No dudo de la capacidad como ciclistas profesionales de estos nueve corredores pero si de su calidad como bloque. Echemos un vistazo a la selección:

Carlos Da Cruz
Arnaud Gérard
Timothy Gudsell
Lilian Jégou
Ian McLeod
Cyrille Monnerais
Francis Mourey
Fabrice Patanchon
Jussi Veikkanen

Ni un solo corredor capaz de dejarse ver en montaña, ni uno solo con habilidades para el sprint, ni una sola victoria en lo que llevamos de año entre los nueve. ¿Aspiraciones? Pues habrá que esperar a que se aparezcan todos los santos y a que una fuga bidón con alguno de ellos llegue a meta con un desenlace favorable al equipo de la lotería gala.

Repito. No dudo de los corredores, lo hago del bloque. Muchos de ellos tienen un buen porvenir en el ciclismo. Incluso Carlos da Cruz es un conocido en las fugas pero a la hora de participar en una grande, no se puede hacer sin un líder, sin un sprinter, ni siquiera con un corredor con intención de clasificarse entre los 20 primeros.

Arnaud Gerard es conocido por su título mundial en categoría Junior, logrado en el año 2004. Pasó a profesionales a la siguiente temporada y, aunque se espera bastante de él, aún está en periodo de formación. Sus mejores resultados han llegado en el Tour de Gabón.

Timothy Gudsell dió el salto a profesionales al final de la pasada campaña, cuando completó los últimos meses como corredor a prueba en La Française des Jeux. El neozelandés afrontará en este Giro su primera grande. Todo lo que sea llegar a Milán será todo un éxito para él. Su victoria en el Tour de Wellington en 2006 no puede considerarse como profesional, ya que en esa prueba toda la participación fue de corredores de categoría amateur.

Lilian Jegou es uno de los corredores con más experiencia del nueve. El galo de 31 años está en su quinta temporada como profesional, repartidos entre Crédit Agricole y Française. A pesar de ser un corredor rápido, su única victoria como profesional fue lograda en el Tour de Gabón africano.

Carlos da Cruz tendrá el difícil papel de dar presencia a su equipo en carrera. Todo un habitual en las fugas, Da Cruz es profesional desde 1997, cuando dió el salto en el modesto Aubervilliers. Cuenta con dos victorias en su carrera: una etapa en la Semana Lombarda y la general del Circuito de La Sarthe de hace cuatro temporadas.

Cyrille Monnerais afronta su tercera campaña como profesional, hasta el momento sin victoria alguna. Su carrera como aficionado tuvo varios éxitos de consideración, donde resalta sobre todos su título de Campeón aficionado de Bretaña. En profesionales no ha terminado de dar lo mejor de sí. Es curioso que vaya a afrontar su tercer Giro en su tercera temporada como pro. Consiguió finalizar los dos anteriores.

El sudafricano Ian McLeod debutará en el Giro de Italia después de dos participaciones en la Vuelta a España. Llegó al equipo en 2005, después de varias temporadas en un equipo de su país, el HSBC, donde logró varios triunfos de segundo nivel. Sigue aclimatándose al ciclismo europeo.

Fabrice Patanchon es otros de los jóvenes del equipo. Segunda temporada completa con los hermanos Madiot y debut en el Giro. El año pasado finalizó la Vuelta.

Jussi Veikkanen podría ser su mejor baza para la general. El nórdico, campeón de su país los últimos tres años, afronta su segundo Giro en su tercera temporada con los de la lotería. Además de las victorias en suelo finlandés y una etapa y la general en Gabón, cuenta con el triunfo en una etapa del Tour de Poitou Charentes del año pasado. En Romandía se está dejando ver en las primeras jornadas.

Francis Mourey es quizá el corredor de mayor nivel... aunque lo suyo hasta el momento ha sido el ciclocross. Medallista de bronce en el mundial de 2006, Mourey afronta su segundo Giro de Italia, con la intención de mejorar en la especialidad de carretera.

Lo peor es que el equipo cuenta con corredores de nivel como Philippe Gilbert, Frederic Guesdon, Thomas Lovqvist, Sebastien Chavanel o Sandy Casar, sexto el año pasado. Por lo menos, podrían haber dejado a uno de ellos para la prueba italiana.