El Mortirolo

jueves, 18 de enero de 2007

Por si fuera poco

A Óscar Pereiro no se le debe de dar bien eso de contestar e-mails. Hay dos posturas periodísticas a la hora de evaluar el "positivo" de Óscar Pereiro en el Tour de Francia. La primera consiste en atacar a los periódicos franceses, decir que sólo dicen mentiras y que para ellos el dopaje en España es como los toros y la siesta. La segunda es reconocer que todos los ciclistas van dopados y que sin gasolina súper no se consigue nada. Pues bien, no me voy a quedar con ninguna de las dos... o al menos totalmente.

El diario galo "Le Monde" ha publicado que el gallego Óscar Pereiro, segundo en el pasado Tour de Francia, dio positivo en la ronda gala por salbutamol, un medicamento que muchos alérgicos hemos tomado alguna vez en nuestra vida. El medio aclara que fue un positivo conocido y consentido por la organización del Tour de Francia, ya que los rectores de la carrera dieron su visto bueno a que Pereiro tomara salbutamol una vez que el ciclista y su equipo presentaron las pruebas necesarias para justificar el uso de la sustancia. Hasta ahí todo normal. Es más, no sería noticia que Pereiro hubiera dado positivo, ya que en la pasada edición de la carrera francesa hubo 17 positivos consentidos.

El problema llega cuando la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje solicita a Pereiro vía e-mail que presente algún documento en el que se aclare que, efectivamente, es alérgico y necesita usar salbutamol. Los e-mails, porque fueron dos, llegaron a Pereiro en octubre y noviembre y el gallego no respondió a ellos "por dejadez". Pues vaya dejadez...
A estas alturas de la historia del dopaje en el mundo del ciclismo ya es difícil averiguar como acabará esto. Lo lógico es que Pereiro presentase los documentos que certifiquen que es un alérgico más en el mundo mundial de los que tenemos la nariz roja en primavera. Pero insisto, ¿por qué no los presentó antes? No quiero ni imaginarme los ríos de tinta que correrán mañana con el nombre de "Urco". Y lo siento por Pereiro, es un corredor que me cae bien y al que me gustaría que finalmente le otorgaran la victoria en el Tour de Francia si queda aclarado lo del salbutamol, pero que mañana hablen mal de él es algo que se ha buscado por no responder sus e-mail a tiempo.

Pero también habría que evaluar una segunda opción. Y es que el Tour de Francia, una vez hecho público el "positivo" de Pereiro, retome la idea de dejar en blanco el lugar del vencedor en la pasada edición. Con tanto escándalo ya ni se sabe quién acabará ganando el Tour. Tal y como están las cosas ahora mismo, hasta Kloden tiene opciones de terminar llevándose un Tour que hace sólo seis meses veía muy lejano.

Quizás lo más triste en todo esto, además de que el dopaje vuelva a estar relacionado con el ciclismo, sea que "Le Monde" es el mismo diario que publicó que Real Madrid, Barcelona, Valencia y Betis tenían relación con Eufemiano. Aquello cayó en saco roto, veremos si ocurre lo mismo tratándose de ciclismo.