El Mortirolo

viernes, 4 de mayo de 2007

Presencia no justificada

Seguro que Ángelo Zomegnan no está muy contento con los hermanos Madiot. Los directores de la Française des Jeux han anunciado el nueve que tomará parte en el próximo Giro de Italia y viendo los seleccionados parece difícil elegir un equipo peor. No dudo de la capacidad como ciclistas profesionales de estos nueve corredores pero si de su calidad como bloque. Echemos un vistazo a la selección:

Carlos Da Cruz
Arnaud Gérard
Timothy Gudsell
Lilian Jégou
Ian McLeod
Cyrille Monnerais
Francis Mourey
Fabrice Patanchon
Jussi Veikkanen

Ni un solo corredor capaz de dejarse ver en montaña, ni uno solo con habilidades para el sprint, ni una sola victoria en lo que llevamos de año entre los nueve. ¿Aspiraciones? Pues habrá que esperar a que se aparezcan todos los santos y a que una fuga bidón con alguno de ellos llegue a meta con un desenlace favorable al equipo de la lotería gala.

Repito. No dudo de los corredores, lo hago del bloque. Muchos de ellos tienen un buen porvenir en el ciclismo. Incluso Carlos da Cruz es un conocido en las fugas pero a la hora de participar en una grande, no se puede hacer sin un líder, sin un sprinter, ni siquiera con un corredor con intención de clasificarse entre los 20 primeros.

Arnaud Gerard es conocido por su título mundial en categoría Junior, logrado en el año 2004. Pasó a profesionales a la siguiente temporada y, aunque se espera bastante de él, aún está en periodo de formación. Sus mejores resultados han llegado en el Tour de Gabón.

Timothy Gudsell dió el salto a profesionales al final de la pasada campaña, cuando completó los últimos meses como corredor a prueba en La Française des Jeux. El neozelandés afrontará en este Giro su primera grande. Todo lo que sea llegar a Milán será todo un éxito para él. Su victoria en el Tour de Wellington en 2006 no puede considerarse como profesional, ya que en esa prueba toda la participación fue de corredores de categoría amateur.

Lilian Jegou es uno de los corredores con más experiencia del nueve. El galo de 31 años está en su quinta temporada como profesional, repartidos entre Crédit Agricole y Française. A pesar de ser un corredor rápido, su única victoria como profesional fue lograda en el Tour de Gabón africano.

Carlos da Cruz tendrá el difícil papel de dar presencia a su equipo en carrera. Todo un habitual en las fugas, Da Cruz es profesional desde 1997, cuando dió el salto en el modesto Aubervilliers. Cuenta con dos victorias en su carrera: una etapa en la Semana Lombarda y la general del Circuito de La Sarthe de hace cuatro temporadas.

Cyrille Monnerais afronta su tercera campaña como profesional, hasta el momento sin victoria alguna. Su carrera como aficionado tuvo varios éxitos de consideración, donde resalta sobre todos su título de Campeón aficionado de Bretaña. En profesionales no ha terminado de dar lo mejor de sí. Es curioso que vaya a afrontar su tercer Giro en su tercera temporada como pro. Consiguió finalizar los dos anteriores.

El sudafricano Ian McLeod debutará en el Giro de Italia después de dos participaciones en la Vuelta a España. Llegó al equipo en 2005, después de varias temporadas en un equipo de su país, el HSBC, donde logró varios triunfos de segundo nivel. Sigue aclimatándose al ciclismo europeo.

Fabrice Patanchon es otros de los jóvenes del equipo. Segunda temporada completa con los hermanos Madiot y debut en el Giro. El año pasado finalizó la Vuelta.

Jussi Veikkanen podría ser su mejor baza para la general. El nórdico, campeón de su país los últimos tres años, afronta su segundo Giro en su tercera temporada con los de la lotería. Además de las victorias en suelo finlandés y una etapa y la general en Gabón, cuenta con el triunfo en una etapa del Tour de Poitou Charentes del año pasado. En Romandía se está dejando ver en las primeras jornadas.

Francis Mourey es quizá el corredor de mayor nivel... aunque lo suyo hasta el momento ha sido el ciclocross. Medallista de bronce en el mundial de 2006, Mourey afronta su segundo Giro de Italia, con la intención de mejorar en la especialidad de carretera.

Lo peor es que el equipo cuenta con corredores de nivel como Philippe Gilbert, Frederic Guesdon, Thomas Lovqvist, Sebastien Chavanel o Sandy Casar, sexto el año pasado. Por lo menos, podrían haber dejado a uno de ellos para la prueba italiana.