El Mortirolo

miércoles, 30 de mayo de 2007

Territorio amarillo

Es curioso lo de los corredores de la Saunier Duval en este Giro. Cada vez que la alta montaña ha aparecido en la carrera italiana, el conjunto dirigido en Italia por Pietro Algeri - Matxín se ha sumado a la fiesta esta última semana- ha dado una auténtica exhibición. Primero fue Leonardo Piépoli, quien se apuntó el triunfo en Nuestra Señora Della Guardia, después Ricco en Tres Cimas de Lavaredo y por último Gilberto Simoni en el Zoncolán. Las tres llegadas más duras de este Giro tienen en común que sus vencedores son corredores italianos de la Saunier Duval y que, además, Piepoli podría haber logrado los tres triunfos de no ser porque Ricco y Simoni eran compañeros suyos. Y digo que es curioso porque, aunque Simoni es tercero en estos momentos, podría darse el caso de que los tres se quedará fuera del podio de Milán... y eso que no ha habido hasta el momento ninguna crono llana. Ricco y Piepoli han fallado en determinados momentos - Leo debido al gran trabajo que ha debido realizar en favor de su líder- y Simoni aún paga la pérdida en la Crono por Equipos del primer día. Otra crono, la del sábado en Bardolino, podría hacer que los Saunier Duval no pisaran el podio de Milán pero eso sí, estas tres etapas no se las quita nadie. Y el espectáculo que han dado tampoco.

El Zoncolán estrenaba cara en la jornada. Anteriormente sólo se había ascendido en otra ocasión. Fue en 2003 y entonces el vencedor fue Gilberto Simoni, el mismo hombre que cuatro años después ha vuelto a repetir triunfo en la cima del Friuli. Como es costumbre se formó una fuga y, para variar, Paolo Bettini y Fortunato Baliani formaban parte de ella. De nuevo, no hubo suerte para los dos aventureros de este Giro, aunque a punto estuvieron dos compañeros de escapada - Dario Cioni y Massimo Codol- de dar el campanazo en lo alto del Zoncolán.

Saunier no ha querido esperar para romper el grupo de favoritos. En las primeras rampas del Zoncolán los amarillos han decidido probar fortuna y Gilberto Simoni ha conseguido distanciar al resto de capos. Desde el inicio se ha colocado al frente y ha marcado un ritmo que poco a poco ha ido descolgando unidades de ese grupo. Gibo ha decidido dar una marcha más a su rtimo y tan sólo Andy Schleck parecía resistir la nueva velocidad. A su ritmo también Leonardo Piepoli conseguía contactar con el dúo de cabeza. Leo ha cogido aire tras el luxemburgués y su compañero y en cuanto ha estado presto ha marcado el ritmo hasta la línea de meta. En el último kilómetro la pareja de italianos ha descolgado al joven de CSC y han repartido el botín del modo más lógico. Simoni completaba el cuadro de vencedores en Saunier Duval después de los triunfos del propio Piepoli y Ricco.

Por detrás, parecía que Di Luca perdería bastante tiempo arriba pero el de Spoltore ha vuelto a mostrar que es un corredor muy experto y que sabe tirar de calculadora en carrera. No ha querido cebarse con el ritmo de los escaladores natos y ha dejado marchar a los primeros cuando le sacaban de punto. Parecía entonces que el de la Liquigas podría perder arriba más de un minuto pero, finalmente, sólo han sido treinta segundos la renta perdida en un coloso como el Zoncolán. El resultado para Di Luca no puede ser más positivo. Salvo hecatombe el viernes, en una jornada de media montaña, el Killer se apuntará su primera grande tras una ronda en la que ha demostrado no sólo ser el más regular sino el más listo.

La prestación de Andy Schleck en este Giro está siendo tan destacable que necesitaría de un post entero para él solo para poder hablar de su gran carrera. Otro de los destacados, aunque por lo negativo, ha sido Damiano Cunego. El de Lampre no ha podido seguir a los primeros en ninguna de las duras jornadas en las que se preveía que él fuera el protagonista. Un duro golpe para el veronés que vé como sus opciones de podio se reducen a sacar un minuto a Simoni en la crono del sábado.

2 Comments:

Publicar un comentario

<< Home