El Mortirolo

domingo, 6 de mayo de 2007

Victorias del fin de semana

El Tour de Romandía ha finalizado con menos emoción de la esperada en un principio. Los momentos álgidos en la prueba suiza han podido contarse con los dedos de una mano. Si descontamos el prólogo por las calles de Friburgo y la crono alrededor de Lausanne, sólo nos quedan cuatro etapas en línea. La primera resuelta en los kilómetros finales con un ataque del alemán Marcus Fothen, la segunda con un desenlace al sprint, la tercera protagonizada por una fuga - con el pelotón tomándose el día de descanso- y la cuarta, la de montaña, con cuarenta corredores juntos a falta de diez a meta. Muy poco para una prueba en la que los paisajes de la Suiza francófona son su mejor reclamo año tras año.

La general ha sido para la promesa holandesa Thomas Dekker. El tulipán tiene el difícil reto de sustituir en el corazón de los neerlandeses a su tocayo Eric o a Michael Boogerd, que se retirará al final de esta temporada. Con esta victoria, Thomas se adjudica su segunda vuelta Pro Tour, después de que el año pasado se alzara con el triunfo en Tirreno. Dekker ha basado su triunfo en sus prestaciones contra el crono y en su buen día en montaña en la etapa de Morgins. Es un triunfo merecido pero, ciertamente, poco lucido. En la ciudad del Lago Lemán, Thomas Dekker batió a todos sus rivales con cierta facilidad. La dupla de Astaná, formada por Paolo Savoldelli y Andrei Kashechkin, fueron los que más se aproximaron al holandés, clasificándose respectivamente a cinco y once segundos del corredor de Rabobank. Sin embargo, Dekker ya contaba con un poco de ventaja respecto a estos ciclistas, ya que los dos ya habían fallado en Morgins.

La etapa de montaña significó la presentación ante todo el pelotón internacional de Igor Antón, quien en pocos años se convertirá en uno de los mejores escaladores del pelotón mundial. "Fuji", tal y como es conocido el vizcaíno, tiene en su palmarés la importante victoria en Calar Alto en la Vuelta a España pero la etapa de Morgins es su confirmación fuera de España, algo que siempre se exige a los corredores que sólo han ganado en casa. El vasco lo probó a poco más de siete a meta, en un pelotón en el que Eddy Mazzoleni imponía el ritmo bajo una intensa lluvia. De no ser por los ataques de Antón y, previamente, de Gómez Marchante, la emoción en Romandía se habría limitado a los últimos tres kilómetros cuando los corredores que se jugaban la general, encabezados por el siempre batallador Chris Horner, decidieron abrir las hostilidades contra los Astaná. Antón fue cazado por un grupo en el que Horner intentaba abrir hueco respecto a Savoldelli y en el que Thomas Dekker y John Gadret resistían la rueda del norteamericano. Igor actuó como todo un veterano, decidiendo reservarse para el sprint final. La general no era su guerra, ya que la crono del último día le alejaría de los primeros puestos. En el sprint, el de Euskaltel batió a Thomas Dekker, a pesar de las airadas quejas del joven de Rabobank.

En Asturias seguimos presenciando una carrera más que interesante. Tras la exhibición de Saunier Duval en el Alto del Acebo, con doblete Alberto Fernández - Koldo Gil, los de Matxín estuvieron a punto de perder todas sus opciones de cara a la general en la etapa con final en Gijón. Ya lo avisaban Samuel Sánchez y Carlos Barredo en TPA, la cuarta etapa sería muy difícil, sobre todo para el equipo del líder. El terreno rompepiernas no favorece al control de la prueba y, además, Saunier contaba con tres bajas por abandono; Raúl Alarcón, Arkaitz Durán y Javier Mejías. Sólo cuatro corredores para tirar de Koldo y uno, Alberto Fernández, segundo en la general a sólo un segundo del navarro. Los grupos de fugados maniobraban a su antojo y a punto estuvieron los Fuerteventura de aprovechar esta situación. Los de Óscar Guerrero se han mostrado muy batalladores en esta prueba por lo que es de justicia que en la meta de Gijón el vencedor fuera el extremeño Rodrigo García, consiguiendo la primera victoria en la historia de su equipo y estrenando su palmarés profesional. Rodri es un corredor que dará bastantes alegrías a Fuerteventura.

En Italia gran fin de semana para Vincenzo Nibali. El de Liquigas ha conseguido el doblete en Larciano y Toscana. La joven promesa italiana ha enseñado sus cartas de cara al próximo Giro de Italia. De entrada, su papel será trabajar para su líder, el rubio Danilo Di Luca, aunque en las primeras etapas de la prueba podría convertirse en uno de los protagonistas de la carrera.