El Mortirolo

martes, 12 de junio de 2007

El nuevo nombre del ciclismo sudafricano

Robert Hunter, David George, Ryan Cox o Tiaan Kannemeyer son los corredores más conocidos del todavía adolescente pelotón sudafricano. La irrupción de John Lee-Augustyn podría significar la llegada del primer fuera de serie de esta ex colonia británica.

La historia de este joven de veinte años, cumplirá veintiuno el próximo diez de agosto, está llena de empeño, lucha y amor al deporte, sobre todo al ciclismo. John nació en Kimberly, ciudad minera del interior de Sudáfrica. Sin embargo, el ciclista de Barloworld reside en Port Elizabeth desde niño, donde puede disfrutar de varias de sus grandes pasiones: el submarinismo y la playa. Augustyn comenzó interesarse por el ciclismo con sólo diez años, cuando leyendo en libros y revistas especializadas conoció a Eddy Merckx, Bernard Hinault y, sobre todo, Miguel Induráin. Además, desde niño contó con el apoyo de sus padres que siempre le inculcaron los valores positivos del deporte. Tal y como reconoce el propio corredor, sus progenitores fueron su mayor inspiración desde joven para dedicarse al mundo de la bicicleta.

Las primeras carreras del sudafricano fueron sobre la montura de una mountain bike. John disfrutaba con aquellos primeros escarceos con el ciclismo pero él quería más y, por eso, decidió dar el salto a la carretera disputando los nacionales en su primer año como júnior. Aquella temporada los campeonatos se celebraron en Port Elizabeth, por lo que Augustyn se sintió respaldado por el calor de los suyos, más aún tras lograr la medalla de plata en la prueba contra el crono. Este resultado, según sus propias palabras, le sirvió para cargarse de moral y conseguir la motivación necesaria para seguir dando pedales. Por aquel entonces, no resultaba sencillo para John desplazarse hasta las carreras, ya que no contaba con ningún patrocinador para sufragar gastos. Sus padres volvieron a ser decisivos para que el hoy profesional pudiera formarse en sus primeros años como ciclista.


En su segunda campaña como júnior, John Lee-Augustyn disputó sus primeras carreras en suelo europeo, consiguiendo resultados más que positivos como el tercer puesto en Lieja. Durante este periodo de tiempo, el sudafricano vivía en casa de unos amigos. A final de temporada debutó en un Campeonato del Mundo, finalizando en trigésimo séptimo lugar en la prueba en ruta para júnior en Verona.

2005 significó el salto al campo profesional para Augustyn. Lo hizo en el pequeño Konica – Minolta, un conjunto sudafricano de categoría continental en el que el joven de sólo dieciocho años no notaría excesivamente el salto tan brusco de categoría, ya que el calendario de esta formación incluía muchas carreras en las que competían frente a corredores de categoría élite. John asegura que ese año cometió muchos errores pero al mismo tiempo reconoce que aquello le sirvió para aprender. Esa temporada pasó seis largos meses en Europa, lejos de su Sudáfrica natal.

Sin embargo, fue en 2006 cuando este ciclista comenzó a forjarse un nombre en el panorama internacional. Su mejor carrera fue en el lejano oriente, donde el sudafricano logró el segundo puesto de la general del Tour de Japón, por detrás del veterano Vladimir Douma. Además, consiguió el triunfo en la cronoescalada al Monte Fuji, donde Augustyn dio muestras de la calidad que atesora como escalador. En solo once kilómetros de ascensión, el corredor del Konica – Minolta aventajó en más de un minuto a Douma, segundo aquel día. Los hermanos Velits, que este año compiten en el Wiesenhof alemán, fueron su principal apoyo en esa prueba. Posteriormente, Augustyn consiguió el título nacional en categoría sub.23, suficiente para firmar con Barloworld de cara a este 2007

Su estancia en la formación dirigida por Claudio Corti no ha podido comenzar de mejor manera. Su primer pico de forma ha llegado esta primavera. Augustyn consiguió el undécimo puesto en la general del Giro del Trentino, tradicional banco de pruebas para aquellos que quieren brillar en el Giro de Italia. Los directores del conjunto británico se mostraban más que satisfechos por el rendimiento de su pupilo. Sin embargo, no esperaban que un par de semanas después fuera capaz de conseguir todo un podio en una prueba de la dureza de Asturias. Augustyn ha sido capaz de desbancar del podio a corredores como Sevilla o Mancebo que tenían en este cita uno de sus principales objetivos del año. El siguiente objetivo de este escalador será conseguir un lugar en el equipo del Tour de Francia.

Perdón, por el escaso ritmo de creación pero estoy bastante liado con los exámenes finales.

4 Comments:

  • Genial artículo. La verdad que Augustyne era un desconocido para casi todos hasta Asturias, donde ha explotado a lo grande. Habrá que seguirle de cerca, porque como bien dices puede ser el primer fuera de clase de Sudáfrica.
    Yo creo que si que estará en el Tour, y a ver como aguanta las tres semanas.

    By Blogger avenida, at 12 de junio de 2007, 15:48  

  • Muy buen artículo

    Por cierto, esta semana en Meta2Mil también le han dedicado un reportaje a Augustyn

    By Blogger Fran Reyes, at 14 de junio de 2007, 13:11  

  • Hola a todos.

    Buen post Andres, muy informativo. Da gusto tener a gente como tu que da a conocer nuevos valores. Si dependiesemos exclusivamente de la prensa...

    Gracias y un saludo a todos, sigue asi.

    By Anonymous Arturo, at 14 de junio de 2007, 22:57  

  • Gracias a todos por los comentarios. Ayer vi que Meta también hacía un reportaje a este ciclista. Casualidad.

    Un saludo

    By Blogger Andrés F. Cánovas, at 15 de junio de 2007, 1:47  

Publicar un comentario

<< Home